Arrojan granada contra el semanario Riodoce en Sinaloa

CULIACÁN, Sin , 8 de septiembre (apro)- Sujetos desconocidos detonaron un artefacto explosivo en la planta baja del inmueble donde se ubican las oficinas del semanario Ríodoce  que se edita en esta ciudad
Los agresores usaron pinzas o tenazas para destrozar los candados y abrir la cortina de acero de una imprenta localizada en el mismo edificio del semanario, ubicado en el número 767 de la calle Francisco Villa, en la colonia Jorge Almada
La explosión del artefacto, ocurrida la madrugada del pasad lunes,  provocó daños en el inmueble, así como en un escritorio, la pared, el piso y la cortina de acero, misma que supuestamente los desconocidos levantaron pocos centímetros y fue por ahí por donde lanzaron la granada
Testigos del hecho dijeron que escucharon una fuerte explosión, alrededor de la 01:45 horas, y otros más afirmaron que una patrulla de la policía arribó al lugar, donde permaneció pocos minutos y luego se retiró sin hacer absolutamente nada

Tras el ataque, directivos de Ríodoce –que circula en Sinaloa desde hace seis años y medio, con temas políticos, sociales y de seguridad– acudieron a la Procuraduría General de Justicia del estado (PGJE) y se entrevistaron con el titular de la dependencia, Alfredo Higuera Bernal, quien asignó el caso a Jesús Martín Robles Armenta, director de Averiguaciones Previas, cuyo personal inició las indagatorias y luego presentó una denuncia formal
El funcionario informó que ya se había iniciado la averiguación previa DAP/19/2009, por parte de la agencia del Ministerio Público adscrito a esa dirección
"Es un hecho reprobable, y la instrucción del procurador es en el sentido de designar personal especializado para darle seguimiento a la investigación, tanto pericial como investigadores… todo lo necesario para esclarecer los hechos, porque es indudable que atentan contra la libertad de expresión", dijo Robles
Y añadió que este tipo de acciones "forman parte del clima de violencia que se vive y que se ha desencadenado en las últimas fechas, como los homicidios de policías, los escritos que dejan en algún tipo de ejecución o advertencias entre grupos criminales"
Esta mañana, personal de Servicios Periciales de la PGJE acudió al lugar de los hechos, donde recogió pruebas –al menos ocho pedazos y la espoleta de la granada– y tomó fotografías y huellas digitales de la escena
Así mismo, confirmaron que se trató de un artefacto explosivo que quedó entre un escritorio de acero y la cortina, lo que evitó que la explosión se expandiera y provocara más daños al inmueble

Comentarios