“El Yugo Zeta” en Coahuila: control de penales, secuestros, matanzas, quema de cuerpos…

Cuentos infantiles

El volumen Ellos también cuentan Creaciones de nuestros pequeños grandes escritores, concentra casi 700 relatos breves escritos por estudiantes de primero a sexto grado del Colegio Montaignac, la Escuela Héroes de Churubusco y la Fundación Mier y Pesado
La publicación, de 199 páginas, forma parte de la Campaña de Promoción y Desarrollo de la Literatura Infantil y Juvenil Tercer Milenio Es editada por el Grupo Sur Editorial con el apoyo de Océano, Caminos Ediciones, Centro Cultural San Ángel, Centro Cultural Ollin Yoliztli y el Gobierno del Distrito Federal
Los cuentos hablan de príncipes y princesas, animales, extraterrestres, leyendas, piratas, dragones y guerras Se percibe la preocupación de los pequeños de la situación del mundo y abunda la lucha entre el bien y el mal
José Antonio Amorós Alonso Balado, de Grupo Sur Editorial, menciona en el prólogo:

“Al leer los trabajos de los alumnos del Distrito Federal aquí publicados, queda claro que la temática e intereses de los niños no siempre están distantes de la realidad que vivimos en el ‘mundo adulto’, sino por el contrario, lejos de tratarse de invenciones difusas, nos permiten hacer contacto con lo más profundo de nosotros mismos, con las cosas esenciales, esas realidades que, de tan obvias, a veces pasamos por alto”
Giulianna Baca Cabildo, de primer año del Colegio Montaignac, escribió el cuento Juanito y su patito:
“Era un niño que iba a la escuela y regresaba, se cambiaba para jugar con su pato El pato se llama Bobo, era chiquito de color blanco y muy juguetón Juanito se compró una alberca y nadó con el patito”
Carlos Antonio Rosaliano, de segundo grado de la Escuela Héroes de Churubusco, tituló su narración Papás:
“Un día unos papás se escaparon y llegaron donde estaba una casa para esconderse, fue así en la casa abandonada y se quedaron a vivir ahí”
Una ciudad triste, de David Raúl Miranda Chapul, de segundo grado de la Fundación Mier y Pesado, escribió:
“Había una vez una ciudad que no tenía agua porque sus habitantes no la cuidaban: no cerraban las llaves, lavaban sus autos con mangueras, no regaban las plantas, etcétera Los animales estaban tristes porque no había agua y la naturaleza se estaba acabando Un día sus habitantes decidieron cuidarla porque se dieron cuenta de la importancia que tiene para la vida, y desde ese día nadie volvió a gastarla Toda la ciudad fue hermosa y feliz” l

Comentarios