“El Yugo Zeta” en Coahuila: control de penales, secuestros, matanzas, quema de cuerpos…

PGR: Menos militares, más descrédito

Con la salida del general Rafael Macedo de la Concha se inició en la Procuraduría General de la República una desmilitarización que, sin embargo, ha sido insuficiente para acabar con la profunda crisis que vive la dependencia y que ha agudizado su descrédito Para algunos especialistas, la única solución es dotar a la PGR de autonomía Pero mientras eso ocurre, sus yerros continúan
Con la designación del civil Daniel Francisco Cabeza de Vaca al frente de la Procuraduría General de la República (PGR), el presidente Vicente Fox inició un cambio en la dependencia enfocado a prescindir de algunos de los militares que, encabezados por el general Rafael Macedo de la Concha, ocuparon altos puestos ahí durante los primeros cuatro años y medio del gobierno panista
Sin embargo, el relevo no ha tenido como resultado un mejoramiento en las acciones de la procuraduría, que sigue perdiendo sus principales batallas ante los tribunales Más aún: algunas de sus operaciones policiales han quedado en entredicho, como la reciente captura del arquitecto Joaquín Romero Aparicio, inicialmente confundido con Vicente Carrillo Fuentes, jefe del cártel de Juárez
Este caso se acumula a la larga serie de descalabros que le han restado crédito a la PGR y han acendrado su crisis: Los casos de Nahúm Acosta y de Artemisa Aguilar, suegra del publicista Santiago Pando; los yerros en la persecución de Joaquín El Chapo Guzmán a través de acciones contra algunos de sus familiares, entre ellos su hijo Iván Archivaldo, El Chapito, cuya defensa ha obtenido triunfos en los tribunales; la liberación de René Bejarano, y los devaneos en el proceso seguido contra el jefe de Gobierno del Distrito Federal, Andrés Manuel López Obrador

Repliegue

La salida del general de brigada Macedo de la Concha —nombrado representante militar en la sede diplomática de México en Italia— estuvo acompañada de un repliegue de los militares comisionados en la PGR, algunos de los cuales fueron llamados a filas en la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), explicó un funcionario de la dependencia
Proceso cuenta con una relación de los militares de distintos niveles que —hasta el 30 de junio— han causado baja en la PGR En total son 169: tres generales (incluido Macedo), cinco coroneles, seis tenientes coroneles, 11 mayores, 16 capitanes primeros y 16 capitanes segundos, así como 47 tenientes, siete subtenientes, 40 sargentos, 17 cabos y un soldado
El relevo de algunos de estos oficiales asignados en la PGR no obedeció a un programa diseñado para “desmilitarizar” o “despresurizar” de militares a la procuraduría, sino que fue una decisión coyuntural para dar paso a los nuevos cuadros que ha designado Cabeza de Vaca, explica un mando medio de la dependencia, quien pidió mantener su nombre en reserva
La académica Sigrid Arzt, integrante de la asociación civil Democracia, Derechos Humanos y Seguridad, aplaude que haya nuevamente un procurador civil en México, pero no desestima los yerros y “deslices” de la dependencia, que propician mayor crisis en la procuración de justicia y menoscaban los pocos avances en la confianza social hacia la PGR
Explica que el relevo de los nuevos mandos civiles provoca un “descontrol” que ahonda la tendencia a los desatinos que traía la anterior administración, y considera que “aunque los nuevos funcionarios no están propiamente en un proceso de aprendizaje, sí lo es de conocimiento en su nueva responsabilidad, lo cual provoca más hechos desafortunados, como los que vemos con el arquitecto o los reveses en los tribunales”
Sin embargo, Arzt dice que la valoración de una dependencia como la PGR no debe ser coyuntural, sino que debe abarcar un período mayor, y “si se ve la película completa, es terrible”
La conclusión de esa valoración, explica, es que “la PGR vive una crisis estructural y estamos ante la deuda del Ejecutivo, pero sobre todo del Senado de la República, de legislar para que la PGR sea una fiscalía autónoma y deje de ser utilizada bajo el viejo arreglo político”
“La experiencia internacional, como ha sucedido con la Audiencia Nacional de España o la Fiscalía Especializada en Colombia, es que la autonomía de los otros poderes dota de mayor profesionalización a la institución, marca límites de a qué entra y a qué no entra, da mayor margen de funcionamiento y no empalma la justicia con la política, como sucede en México
“Aquí —continúa la académica—, la PGR sigue sujeta al viejo acuerdo político, no se sustrae de los dimes y diretes políticos y partidistas Eso es parte de los problemas estructurales de la PGR, pero ahí la deuda es de los senadores, quienes tienen las iniciativas de reformas propuestas por el presidente Fox y no han legislado al respecto En ese marco, el procurador debe ajustarse al marco legal actual y por eso se le debe dotar de nuevas herramientas legales”
Advierte que el Senado de la República no ha aprobado las reformas porque implicaría dar autonomía a las procuradurías estatales, “y ningún gobernador está dispuesto a quedarse sin su mando de ajustes de cuentas, del tipo zanahoria-palo, si no va a tener control sobre quién va a procurar justicia en sus estados”
José Luis Piñeyro, investigador de las fuerzas armadas en la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), advierte que no existe un cambio notorio de estrategia con el relevo civil en la PGR Eso, dice, no se traduce en una mejora No obstante, advierte que es notorio el cambio de actitud entre la gestión de Macedo y la de Cabeza de Vaca en relación con la persecución de El Chapo Guzmán “¿No sabían dónde estaba o no lo querían hacer?”, se pregunta
Sobre el proceso de cambio en la PGR, dice saber que ha habido un “reacomodo parcial algunos militares han sido llamados a filas y entiendo que aún un buen número permanecen”
En una entrevista con el periódico El Universal (26 junio de 2005), Cabeza de Vaca dijo en torno de la salida de los militares de la dependencia: “Cuando ellos regresen (a los cuarteles) entonces deberá haber más delincuentes en la cárcel y los que queden fuera deberán estar desarticulados, y deberemos tener en ese entonces policías depuradas, capacitadas, y además continuar con las operaciones quirúrgicas que continúan con el gran desmantelamiento de las bandas”
Reconoció que ese no será un proceso corto ni de efecto inmediato
Con el general Macedo de la Concha, la procuraduría se militarizó con la llegada de 227 militares, de los cuales 20 ocupaban cargos de mando en la dependencia, registró el periódico Reforma (8 de febrero de 2001)
Sigrid Arzt planteó en su ensayo La militarización de la Procuraduría General de la República: riesgos para la democracia, presentado en el Centro de Estudios Mexico-Estados Unidos, que “los elementos castrenses mejor posicionados en la institución son seis generales, ocho tenientes coroneles, dos coroneles, cuatro mayores y un capitán de fragata Del total, 107 estaban asignados a la entonces Fiscalía Especializada de Atención a Delitos contra la Salud, 42 a la Agencia Federal de Investigación (AFI), ocho al Cendro (hoy Cenapi) y 70 a otras áreas
Entre esos cargos de mando destacaban el general de división y piloto aviador Roberto Noble, designado director general de Servicios Aéreos, y el general Pedro Huerta Robles, como director general adjunto de la Policía Judicial Federal, ya desaparecida
También estaban el general Demetrio Gaytán en la coordinación de Operaciones de la PGR; la dirección general de Intercepción estaba a cargo del coronel Agustín Becerra Zárate, y en Informática y Telecomunicaciones, el teniente coronel Carlos Bibiano Villa
En los primeros dos años de su gestión, Macedo de la Concha se encargó de deshacerse de muchos funcionarios civiles, como sucedió con la entonces subprocuradora María de la Luz Lima Malvido, el subprocurador Alfonso Navarrete Prida, el subprocurador Felipe Arturo Camarena García y el responsable de la Unidad Especializada en Delincuencia Organizada, José Trinidad Larrieta Carrasco (Proceso 1389)

Despresurización
A la despedida del general Macedo le siguieron al menos una decena de relevos de primer nivel en la dependencia, varios de ellos de origen militar
Uno de los militares de más alto rango que salió fue el teniente coronel Alejandro Ramos Flores, quien fungía como subprocurador Jurídico y de Asuntos Internacionales Proveniente de la justicia militar, Ramos ha acompañado a Macedo desde que era procurador general de Justicia Militar En su lugar llegó Javier Laynez Potisek
También salió el general Carlos Fernando Luque Luna, cabeza del Centro Nacional de Planeación, Análisis e Información para el Combate a la Delincuencia (Cenapi), instancia neurálgica del trabajo de inteligencia de la dependencia y enlace con las agencias de inteligencia mexicanas y estadunidenses Una de sus labores es la intercepción de vuelos ilegales, que coordina con autoridades estadunidenses y colombianas
En lugar del general Luque Luna —proveniente de la Sección Séptima de la Sedena— se encuentra como encargado de despacho el mayor de Infantería Avigai Vargas Tirado, quien, sin embargo, aparece en la lista de bajas
Otro hombre cercano a Macedo y que habría salido es el general brigadier Jorge Serrano Gutiérrez, primero coordinador de asesores del procurador y después fiscal de la Unidad Especializada en Combate al Terrorismo y Acopio de Armas En su caso, Comunicación Social de la PGR no registra su salida, pero en la página electrónica institucional se indica que Noé Ramírez Mandujano es su relevo
De acuerdo con la PGR, la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO) será la dependencia de donde menos militares saldrán, ya que su titular, José Luis Santiago Vasconcelos, permanece al frente No obstante, una revisión en la página de la PGR muestra que hay dos nuevos encargados de despacho, uno en el área de secuestros, Ricardo Martínez Chávez, y otro en el área de robo de vehículos, Eduardo Luna Alonso
Del despacho del procurador salió el secretario particular de Macedo, el mayor José Carlos Beltrán Benítez, quien dejó su lugar a Mario Alberto Prado Rodríguez, así como el secretario técnico, mayor Raúl Quintanilla González, y el jefe de la Unidad de Planeación Estratégica, teniente coronel Eduardo Enrique Gómez García
Aunque no son miliares, otros funcionarios cercanos a Macedo han sido relevados: el oficial mayor Germán Gallegos Gutiérrez fue sustituido por Cecilia Barra y Gómez Ortigoza, una servidora pública con un amplio currículum en la Secretaría de Hacienda
También abandonó la PGR Carlos Javier Vega Memije, subprocurador de Investigación Especializada en Delitos Federales, artífice del tema del desafuero de López Obrador, y fue sustituido por Carlos Aguilar Suárez
En la Unidad Especializada en Delitos contra los Derechos de Autor y la Propiedad Industrial, el coronel Félix Peralta Juárez dejó el puesto a Francisco Trejo Antonio; Gabino Elías Troncoso, jefe de la Unidad de Investigación de Delitos cometidos contra el Ambiente, fue sustituido por Mauricio Montes de Oca Durán, y Marisela Morales abandonó la Coordinación General de Investigación y pasó a ser jefa de la Unidad Especializada en Investigación de Delitos, en lugar de Mauro Jiménez Su anterior cargo fue ocupado por Alberto Alcántara

Procurador: “Entrégate, Chapo”

Notario público de Vicente Fox y asesor jurídico de Los Pinos, Daniel Francisco Cabeza de Vaca llegó a la PGR en abril pasado por decisión del presidente Vicente Fox y con la aprobación unánime del Senado de la República Una de sus primeras decisiones fue desactivar el asunto del desafuero de López Obrador, que había colocado en entredicho a la dependencia
Aunque son limitadas sus declaraciones en público, a diferencia de Macedo, Cabeza de Vaca sorprendió con el llamado que hace a El Chapo Guzmán para que se entregue En la declaración a El Universal, dijo: “Chapo, entrégate”
Guanajuatense de 46 años, Cabeza de Vaca es egresado en derecho por la Universidad de Guanajuato, donde se especializó en notaría pública; ha sido juez auxiliar penal, coordinador del Programa de Modernización de los registros públicos de la entidad y titular del Registro Público de la Propiedad
Fue subsecretario de Gobierno en Guanajuato de 1999 a 2000, y en el gobierno federal fue titular de la Unidad y después de la Subsecretaría de Asuntos Jurídicos de la Secretaría de Gobernación, de donde salió para encargarse de la Consejería Jurídica del Ejecutivo Federal
Un miembro del PAN relató una anécdota que lo retrata: Inmediatamente después de su nombramiento, el nuevo procurador fletó un avión de la PGR para traer amigos y allegados de Guanajuato para ocupar cargos de responsabilidad en la dependencia
El jueves 7, Gilberto Higuera Bernal, subprocurador de Control Regional, Procedimientos Penales y Amparo, habló de los logros de la dependencia, incluido el 96% de eficiencia en sentencias condenatorias de los presuntos responsables que ponen a disposición de los tribunales, e inmediatamente después anunció una amplia reestructuración en la dependencia, que consistirá en la rotación de personal y en la reorganización de la SIEDO
La rotación de todos los delegados estatales de la PGR, los subdelegados sustantivos y de los agentes del Ministerio Público de la Federación se hará en las dos semanas posteriores al anuncio
Ya concretó los movimientos de los delegados de Chihuahua, Campeche y Tabasco Y también anunció que seis más han renunciado, aunque no especificó qué delegados tomaron tal decisión
Así mismo, anunció que se rotarán todos los jefes regionales de la AFI y todos los agentes de la corporación en las delegaciones estatales, proceso que será escalonado y garantizando la presencia de la agencia policial en todo el país
En cuanto a la SIEDO, serán reestructuradas diversas unidades especializadas, por ejemplo las de Delitos contra la Salud; Investigación de Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita, y Secuestros y Tráfico de Menores
No obstante, en los dos meses que lleva al frente de la dependencia no han disminuido los problemas: varios efectivos de la AFI han sido asesinados, como sucedió con Víctor Hugo Estrada, comisionado en el aeropuerto capitalino y ejecutado por un comando en un hospital de Chihuahua; Roberto Sandoval Carrera, asesinado en la delegación Iztapalapa, y Martín Rodela Rosas, quien murió en Matamoros durante una operación contra el cártel del Golfo
Además, en la colonia Anzures, el agente de la AFI Jesús Coronado López asesinó a sus compañeros Moisés Abraham Maldonado y Fernando Acosta, y horas después se suicidó en las instalaciones de la PGR, según la información oficial
Así mismo, la PGR recibió dos reveses al hilo: la liberación del exdiputado local René Bejarano, luego de que un juez no encontrara elementos suficientes en la acusación de la procuraduría por lavado de dinero, y la resolución del magistrado Guadalupe Luna, quien ratificó la decisión de un juez de librar de cargos a Guzmán Salazar, El Chapito, y pidió a la PGR mayor cuidado en la elaboración de sus averiguaciones previas
Ante las críticas generalizadas, quien mejor ha reflejado el sentir dentro de la PGR es el subprocurador Santiago Vasconcelos, quien el jueves 7 dijo: “A nosotros no nos parece que la PGR pueda ser tachada de ineficiente cuando sus porcentajes de más de 96% de sentencias condenatorias dicen otra cosa no nos parece que sea objeto de este tipo de ataques, que no sé realmente qué fines tengan o a qué intereses obedezcan”

Comentarios