“D avant” e Ishin-ha en el FIC

GUANAJUATO, GTO – El pesimismo y la violencia son algunas de las constantes de los dos espectáculos dancísticos con los que comenzó el Festival Internacional Cervantino en esta ciudad Pareciera que la belleza y la esperanza han desaparecido de la mira de los grupos de danza SashaWaltz & Guests, de Alemania, e Ishin-ha, de Japón

Visión desoladora y engañosa

El grupo japonés de teatro Ishin-ha presentó La puerta del verano, un montaje con el que busca mostrar una visión distorsionada, violenta y apocalíptica de una sociedad —la japonesa— que, en su visión, naufraga en la enajenación por culpa de los medios de comunicación
El alto nivel tecnológico y profesional de la presentación que se llevó a cabo en el Auditorio del Estado induce al espectador a fascinarse con la manufactura de la espectacular puesta en escena, cuando en realidad no se trata más que de una envoltura, una cáscara formalmente bella, pero hueca

La iluminación, el vestuario y el maquillaje son impecables, casi como si fueran sacados de algún programa de caricaturas japonesas La coreografía es de gran complejidad, y la interpretación homogénea pero desafortunadamente carente de dramatismo La música, minimalista, está acorde con la puesta en escena Su volumen algunas veces resulta brutal, como cuando se crea el efecto de un avión que cruza el espacio
En un alarde de tecnología, los intérpretes cuentan con micrófonos individuales y sus voces son parte fundamental del espectáculo en una sonorización deslumbrante pero intrascendente Para colmo, la producción escenográfica es ambiciosa pero poco funcional
La obra —producida especialmente para esta edición 33— es excesivamente larga, y el uso de un lenguaje reiterativo como puerta a un mundo de pesadilla y desolación hace que la puesta de Yukichi Matsumoto, director y fundador del grupo, resulte desconcertante: ¿Cómo algo tan bien hecho puede ser tan vacuo? Como dato curioso queda el hecho de que el grupo taló algunos árboles cercanos al auditorio sin que se supiera con qué fin Las autoridades de Guanajuato intervinieron para poner coto a esa actividad
Caos y escatología

Sasha Waltz & Guests, grupo de danza-teatro de lineamiento alemán, se presentó en el teatro Principal con su puesta D’avant en la que despliega una temática sombría con referencias al holocausto, en medio de un agobiante clima de caos con toques sexuales y por momentos escatológicos —la última escena es un hombre orinando cerca de 10 minutos mientras otro se lava las manos en su orina
Con el nombre de Sasha Waltz sólo como productora y aval, la obra incluye la figura de un judío escarnecido y una sátira a los grupos pop bajo la tonada de la famosa canción Eclipse total de corazón Durante la mayor parte del espectáculo los bailarines entonan cantos gregorianos a capela mientras se izan alternativamente con roldanas y corren por andamios de varios pisos La acción es constante y el grupo recurre permanentemente a las técnicas del contact y al release como lenguaje
Como parte de la coreografía hay un enorme círculo de ladrillos que pueden ser levantados y que la compañía carga junto con su equipaje para cada una de sus funciones La iluminación acentúa con gran eficacia las acciones La escenografía es usada, o más bien destruida poco a poco por los cuatro intérpretes Todo explota, todo se destruye, en nada hay esperanza, todo parece ser un desencanto Bueno, hasta el humor que llega a aparecer es agrio
Y si el clima general de la obra es agobiante, el final se va a un oscuro gradual en el que no se concluye nada l

Comentarios