Acusan a sobrino de Elba Esther Gordillo de defraudador

México, D F (apro)- René Culebro Gordillo, sobrino de la exdirigente magisterial Elba Ester Gordillo, actual secretaria general del PRI, defraudó a 140 maestros de la Sección 36 del Valle de México, en un frustrado proyecto habitacional en Texcoco, denunciaron profesores afectados
Las maestras Silvia Velázquez Constantino y Blanca Cruces Alvarez, integrantes de esa sección, acusaron a Culebro Gordillo y a Rogelio Rodríguez Rangel –secretario de Vivienda y dirigente seccional, respectivamente–, de haber engañado a los maestros, al prometerles casas en un conjunto habitacional en el municipio de Chiautla, Estado de México
Añadieron que, hasta la fecha, no se han construido las casas y que, pese a ello, desde hace más de un año a los maestros se les siguen descontado de sus sueldos los créditos que les otorgó el Fovissste para adquirir las viviendas
Señalaron que la constructora Gesproconsviv SA, de CV, que representaba el licenciado Arturo Acosta Reyes, se declaró en quiebra y desapareció

Velázquez, maestra de la secundaria “Arqueles Vela”, de Chiconcuac, en Texcoco, y Blanca Cruces Alvarez, profesora de primaria, explicaron que, al inicio del proyecto y luego de una reunión con los dirigentes de la Sección 36, se acordó que los mentores recibirían créditos de entre 118,500 y 240,000 pesos para adquirir las viviendas
El 27 de agosto de 2001, los profesores endosaron los cheques a la constructora, durante una reunión realizada en el restaurante “Los Brocales”, cuando firmaron las escrituras ante miembros del sindicato y representantes de la constructora y del Fovissste
“Desde la segunda semana de octubre de 2001, nos empezaron a descontar nuestros sueldos Al principio se dijo que sería de 15 por ciento; ahora es del doble”, indicaron
Según Velázquez, la mayoría de los maestros afectados se reunió, en más de tres ocasiones, con el profesor Culebro Gordillo, para pedirle su ayuda, lo que resultó inútil:
“Nos habían dicho que las casas estarían terminadas a más tardar en seis o siete meses, pero cuando vimos que pasaba el tiempo y no se construían, empezaron las inconformidades Fue cuando vimos que nuestros líderes defendían a la constructora, no a nosotros
“Nos llamaban a reuniones en cortito –contó–, para hacernos creer que todo iba bien Ante la ocurrido, un grupo de maestros le envió una carta al presidente Vicente Fox, para pedirle su intervención”
Añadió que la denuncia fue recibida en la oficina de Atención a la Ciudadanía de la residencia oficial de Los Pinos, de donde, más tarde, la enviaron al vocal ejecutivo del Fovissste, Eduardo González, sin que hasta la fecha tengan respuesta alguna Esto fue en junio del 2002
También presentaron la denuncia ante las cámaras de Diputados y Senadores, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) y el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), cuyo dirigente nacional Rafael Ochoa Guzmán, fue secretario de la Sección 36
“Al ver que no había respuesta, enviamos otra denuncia al gobernador del Estado de México, Arturo Montiel Rojas, el 20 de septiembre de 2002, pero éste la remitió al procurador de Justicia del estado, Alfonso Navarrete Prida, quien, a su vez, se la hizo llegar al subprocurador en Texcoco, Andrés Mendiola Valdez, quien finalmente integró la averiguación previa”
Ambas explicaron que el costo de cada vivienda fue de 264 mil pesos, “con lo que el fraude asciende a más de 30 millones de pesos” Además, acusaron a Vivienda Magisterial (Vima), un organismo del SNTE creado por Elba Esther Gordillo, de haber ignorado sus denuncias
“El propio Culebro Gordillo decía que la revisión técnica de la construcción estaba a cargo de Vima y que no nos preocupáramos”, relató
Los maestros han presentado dos denuncias: la primera, el 7 de octubre del 2002, la cual “inexplicablemente fue enviada a Tlalnepantla”, y la otra, el 19 de octubre del año pasado
El Fovissste, agregó, “se lavó también las manos”, al sostener que “entregó los créditos y que nuestro problema es con la constructora, a la que le entregamos los cheques”
Ante esta situación, las maestras pidieron castigo a los responsables del fraude y que se les devuelva su dinero
“Ya no queremos las casas, sino que se nos devuelva lo que hemos gastado, incluido el pago de 200 pesos al mes a dos abogados No es mucho dinero, pero si lo sumamos a un juicio de tres o cuatro años, imagínese”, señalaron
Por último, Velázquez dijo que sólo 24 maestros han ratificado ahora la denuncia:
“Los demás le tienen miedo al sindicato, el cual reparte direcciones, supervisiones, plazas Hay represalias y amenazas A mí ya me lo dijeron en cortito: ‘Maestra, bájele, cálmese’ Además, tememos por nuestra integridad física Y es que sabemos cómo suele actuar el sindicato contra los maestros que llama disidentes” 29/01/03

Comentarios