“Caligrafías urbanas”, colectiva en el Museo de la Ciudad

MÉXICO, D.F., 14 de enero (apro).-  Espacios para el Arte Público es una iniciativa  de la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México, cuya intención es crear nuevos foros de expresión artística en nuestra gran ciudad.

Caligrafías urbanas es el nombre de la más reciente propuesta gráfica, en la que 10 curadores invitaron a 10 artistas cada uno para realizar un proyecto de arte contemporáneo urbano en 100 parabuses, todos ellos ubicados en las principales avenidas capitalinas.

Además, una caja de artista con 106 serigrafías para los participantes y curadores y para la directora del museo, Cristina Faesler, así como para el director de La Curtiduría, Demián Flores. El resto será donado a los acervos de museos nacionales, como el IAGO de Francisco Toledo, el Museo de la Estampa, el Museo Amparo de Puebla, MARCO de Monterrey y el Museo de Arte Carrillo Gil, entre otros.

La propuesta es sumamente interesante, pues el poder de la gráfica en los espacios públicos ofrece una oportunidad de divulgar el trabajo artístico que ahora se propone en los parabuses.

Los curadores invitados fueron Mónica Mayer, Mónica Villegas, Ana Elena Mellet, Santiago Espinosa de los Monteros, Alberto Híjar, Edgardo Granados Kim, Rubén Gutiérrez, entre otros. Los artistas invitados son el doctor Lakra, Rafael Cauduro, Víctor Lerma, Betsabé Romero, TerceruQuinto y José Luis Sánchez Rull.

La idea surgió de Samuel Mesinas, coordinada con el Centro cultural  de Oaxaca La Curtiduría, espacio dedicado a buscar estrategias para ocupar espacios públicos de manera permanente y que abordan diferentes prácticas artísticas, como el presente proyecto. El coautor es Demián Flores, quien ha manifestado un interés particular por reposicionar a la gráfica como herramienta de comunicación urbana.

Las propuestas tienen como tema principal la ciudad, pero al mismo tiempo representan un homenaje a los artistas plásticos fallecidos, como Helen Escobedo, Mario Rancel Faz y Daniel Manrique, quienes contribuyeron a la gráfica y al arte en nuestra ciudad.

Las diferentes serigrafías también podrán ser expuestas en el Museo de la Ciudad hasta el próximo sábado 15.

En 2011 La Curtiduría abrirá una sede en la Ciudad de México, en el barrio La Cebada, en Xochimilco, con la idea de crear un centro de laboratorio de proyectos ciudadanos.

 

 

Comentarios