Exposición de Saramago en San Ildefonso

MÉXICO, D.F. (apro).- En homenaje al Premio Nobel de Literatura 1998, el Antiguo Colegio de San Ildefonso presentará del 23 de julio al 2 de octubre próximos la exposición José Saramago. La conciencia de los sueños.
La muestra, que se ha presentado ya en importantes ciudades, como Sao Paulo, Brasil, y Lisboa, Portugal, incluye más de mil 500 objetos, entre notas personales, primeras ediciones, traducciones, fotografías, videos y grabaciones originales.
La exposición es resultado de un intenso trabajo que hace un par de años emprendió el curador Fernando Gómez Aguilera, biógrafo y amigo del autor de Ensayo sobre la ceguera.
Gómez Aguilera también realizó una cronología biográfica de Saramago, titulada “La consistencia de los sueños”, para dar a conocer con puntualidad la vida y obra del también poeta, periodista y dramaturgo, quien falleció el 18 de junio de 2010.

En el material que da vida a la exposición, Fernando Gómez –director de la Fundación César Manrique y miembro del Patronato “José Saramago”– evidencia la importancia del autor en el mundo de la literatura universal, su dimensión sociopolítica y su faceta vinculada al compromiso social.
Su objetivo principal es que el público pueda explorar las claves de su imaginario, no sólo desde el momento de su reconocimiento internacional, sino desde periodos menos conocidos de la trayectoria del escritor, como su infancia.
Hijo de José de Sousa y Maria da Piedade, campesinos sin tierras y de escasos recursos económicos, José Saramago nació en 1922, cerca del Río Tajo, a 120 kilómetros de Lisboa, en Portugal.
A los 12 años entró a una escuela industrial, pero no pudo continuar sus estudios por falta de recursos, y para salir adelante trabajó dos años en una herrería mecánica.
Hacia 1944 entró a trabajar en una aseguradora, luego se casó con Ilda Reis y comenzó a escribir. Su primera novela, Terra do pecado, se publicó en 1947, pero no tuvo éxito. La segunda, Claraboya, no fue publicada, y pasaron 20 años antes de que regresara a la literatura.
Después de varias publicaciones menores y su paso por el periodismo, Saramago escribió su primera gran novela, Levantado do chao (1980), un retrato fresco y vívido de las condiciones de vida de los trabajadores de Lavre, en la provincia de Alentejo.
Según la crítica, con ese libro Saramago encontró su voz propia y ese estilo inconfundible, límpido y casi poético que lo distingue. La novela El Evangelio según Jesucristo (1991) lo catapultó a la fama, a causa de una polémica sin precedentes en Portugal —que se considera una república laica—, cuando el gobierno vetó su presentación al Premio Literario Europeo de ese año, alegando que ofendía a los católicos.
En protesta, Saramago abandonó Portugal y se instaló en la isla de Lanzarote (Canarias, España). En 1995 publicó una de sus novelas más conocidas, Ensayo sobre la ceguera, que fue llevada al cine en 2008 bajo la dirección de Fernando Meirelles.
En 1997 publicó Todos los nombres, que también gozó de gran reconocimiento, y en 1998 ganó el premio Nobel de Literatura, convirtiéndose en el primer escritor —y hasta ahora el único— de lengua portuguesa en ganar ese premio.
José Saramago murió el 18 de junio de 2010 en su residencia de Lanzarote, donde compartía con su esposa y principal promotora, Pilar del Río, quien se ha encargado mantener viva su memoria.

Comentarios