Candidatos genéricos

MÉXICO, D.F. (Proceso).- Los candidatos genéricos son aquellos que debido a sus intensas actividades de campaña, no han podido dedicar tiempo, ni inteligencia ni investigación, al diseño de un proyecto de país que ofrecernos a los ciudadanos. Por eso son tan baratos y abundan en nuestro tiempo.

Son buena gente que quiere ser President@ por razones que todos comprendemos. Porque Los Pinos es una mansión bonita, porque hay mucha servidumbre ahí, porque el puesto viene con un avión presidencial incluido, viajes, desfiles, cenas y primeras planas diarias en los periódicos. Y confían en que los elegiremos por importantes cualidades como: su estatura física, su sonrisa, su empatía, su buen aspecto, su sex appeal.

Preocupados, siempre preocupados, un grupo de [email protected] que vivimos abismalmente preocupados por el nivel del discurso público de estos candidatos genéricos, acá les ofrecemos algunos auxilios.

1. Porción de discurso altamente conciliador (respétese la candorosa rima).

Discúlpeme, no, señor conductor.

Quién le ha dicho que yo

quiero ser el único triunfador.

El egoísmo no es uno de mis atributos.

Habría antes que ver quiénes otras y otros,

aparte de mi fina persona,

son los candidatos;

igual el generoso pueblo de México

no galardona a uno con la Presidencia,

igual galardona a cuatro.

2. Preámbulo verídicamente incluyente para cualquier discurso.

Señores y señoras, y lesbianas, gays y transgéneros; congresistas y gobernadores, consejeros del IFE, jueces supremos de la República, y pobre gente no dependiente del erario, si la hay presente en esta ceremonia; gentecita de los bosques de Irapuato y chaneques de Yucatán con credencial de elector; mexicanos todos y todas, y extranjeros que ahora gozan de ciudadanía nacional y por lo tanto de derecho a voto; amigas y amigos, y adversarios igualmente, y perdón por la exclusión en mi primera frase de los y las bisexuales, los y las incluyo acá de inmediato; en fin, personas entre los 18 y los 108 años de edad que pudieran en algún caso decidirse a votar por mí, o incluso pudieran hacerlo por distracción, al tachar mi nombre por error en la boleta:

Soy un(a) demócrata… etcétera.

Etcétera…

Etcétera…

3. Notas para la improvisación de un discurso genérico sobre un proyecto de país, rubro por rubro. (Lo que va en paréntesis es únicamente para el equipo próximo de colaboradores.)

Relaciones exteriores. La imagen del país en el mundo es de tanques y gente colgando de puentes. Hay que mejorarla.

Educación pública. Es un desastre. Hay que mejorarla.

Educación física. Campeones mundiales de futbol sub-17. 12 [email protected] mundiales de box. Algo estamos haciendo bien. Hay que investigar.

Turismo. (Bronceador. Lentes de sol. Shorts, varios. Pareja sexual. Boletos a Cancún. Investigar antes índice de secuestros y homicidios. Si es alto, intentar Acapulco. Si es alto, intentar Huatulco. Tal vez ir a Cuernavaca. No, ahí es alto. Las Vegas.)

Equidad de género. (¿Qué significa exactamente eso? Hay que investigar.)

Hacienda. (La de los Morales. Comprar al fin de mi sexenio.) Quitar para todos y todas la tenencia vehicular. (Creo que ya me lo ganó Calderón.) Quitar el IETU. Y el ISR. De una vez el IVA. (Ya en la Presidencia, implementar el HRJ y el OXXO.)

Telecomunicaciones. (Jugar golf con Jean y Ricardo. Ir a Viva la alegría. Hacer galletas en el programa ese de mujeres. Contratar pauta de comerciales idéntica a la del Osito Bimbo. Ser el Osito Bimbo a nivel de reconocimiento y credibilidad. Casarse con Kate del Castillo, si los tiempos lo permiten, los de ella, yo ya dije que sí. Entrevista con Carmen Aristegui. Mejor no. Portada de Quién. Insistirle a Kate aunque sólo sea para esta portada. ) Prometer guerra contra los dos monopolios de Slim. Mejor no.

Reforma agraria. (¿Existe esa secretaría todavía? ¿Qué hace?) Quitar. (O poner a mi hermano de Secretario.)

Comercio. Canadá se enriqueció vendiendo alcohol a EU durante la Prohibición; emulándolo, legalizar la mariguana, convertirla en nuestra segunda exportación, y así elevar un punto o dos nuestro PIB. Mejor no.

Economía. Brasil está creciendo. Nosotros no. Brasil cuenta con un proyecto de país transpresidencial. Nosotros no. Hay que investigar y mejorar.

4. Respuestas empáticas a cualquier interpelación airada.

Tiene toda la razón. Y déjeme asegurarle que estamos trabajando en ello.

Sin duda, hay que mejorar.

¡Qué barbaridad! ¡Comparto su indignación! (Volviéndose hacia el asistente más próximo:) ¡Genaro!, ¡hay que investigar!

Lo analizaremos con todo cuidado y minucia hasta que el asunto desaparezca.

Tomo lo que usted me expresa, como un mandato de vida.

Gracias por la crítica. Eso es lo que necesitamos.

Comentarios