Acerca de El gran corruptor y sus corrompidos

Del CEN del PAN
Señor director:

En relación con el artículo El gran corruptor y sus corrompidos, publicado en la edición 1819 del semanario que usted dirige, el Partido Acción Nacional hace las siguientes precisiones:

1. El Partido Acción Nacional rechaza categóricamente que en la campaña de 2006 se hayan recibido recursos financieros por parte de Juan José Rojas Cardona, como señala el texto en cuestión.

2. Todos los recursos económicos utilizados para financiar la campaña presidencial de 2006 del Partido Acción Nacional fueron obtenidos y dados a conocer de manera transparente y apegada a la ley, como consta en el Informe de financiamiento entregado al Instituto Federal Electoral.

3. En dicho informe se detalla con toda transparencia la lista de donantes que, conforme a las disposiciones legales, aportaron a las finanzas del partido; las prerrogativas aportadas por el propio Instituto Federal Electoral, así como el crédito otorgado por una institución bancaria para tal efecto.

4. En el caso de los vuelos particulares que hubo que hacer con motivo de la misma, es importante subrayar la transparencia con la que se condujo la campaña del entonces candidato Felipe Calderón Hinojosa, y que se contrató un servicio de aviones ejecutivo a través de Aerolíneas Ejecutivas para realizar los transportes necesarios del candidato durante su campaña, cuyos contratos y pagos respectivos están debidamente documentados en el informe al IFE ya citado.

5. De la misma manera, me permito desmentir categóricamente la mención que se hace en dicho reportaje en el sentido de que el presidente del CEN, Gustavo Madero Muñoz, recibiera aportaciones del señor Rojas Cardona para financiar su campaña en busca de la dirigencia nacional.

6. Por último, le reitero el desmentido de la publicación en lo referente a la contratación de personal del CEN como parte de supuestos compromisos por aportaciones que nunca existieron.

Agradezco la publicación de esta carta con el objeto de que sus lectores cuenten con información veraz y oportuna.

 

Atentamente

Raúl Reynoso Nuño

Director general de Comunicación Social del Comité Ejecutivo Nacional del PAN

 

 

De Rafael Giménez

 

Señor director:

 

En relación con el artículo El gran corruptor y sus corrompidos, publicado en la edición 1819 del semanario que usted dirige, señalo lo siguiente:

Rechazo categóricamente conocer al señor Juan José Rojas Cardona, como lo asegura el contenido de dicho artículo, por lo que es falso todo lo asentado en el texto en relación con mi persona.

Agradeceré la publicación de esta misiva para que sus lectores cuenten con información veraz.

Atentamente

Rafael Giménez

 

 

 

De Andrés Manuel López Obrador

 

Señor director:

 

Por este medio, aclaro que no recibí dinero para la campaña presidencial de 2006 del señor Juan José Rojas Cardona, ni de manera directa o través de ninguno de mis hermanos, como lo sostiene un informante de Proceso. No establezco relaciones de complicidad con nadie. Tampoco protegería a un miembro de mi familia por corrupción política. En suma: no soy deshonesto e incongruente, aunque todavía no acaben de aceptarlo o no les guste a mis malquerientes.

Atentamente

Andrés Manuel López Obrador

 

 

 

 

Del senador Dorador Pérez Gavilán

 

Señor director:

 

Veo con preocupación y molestia el artículo que publicaron en la edición número 1819, en el cual, bajo el encabezado El gran corruptor y sus corrompidos, “una fuente”, que por cierto la publicación mantiene en anonimato, involucra mi nombre como “presunto enlace entre personas y donativos” que a todas luces estarían fuera de la ley.

Ante esta situación, me permito aclarar lo siguiente:

1. Desmiento categóricamente haber servido como enlace entre el señor Rojas Cardona y directivos de mi partido para dizque recabar financiamiento “en dinero o en especie”, como falsamente se afirma en el reportaje.

2. Contra toda ética que impone el periodismo, en el artículo publican una foto con la que pretenden “respaldar” lo dicho por su anónimo de una manera a todas luces  mal intencionada, pues a través de la gráfica buscan exhibir a esa reunión como si se tratara de un acto ilícito.

3. Es oportuno mencionarle que como senador de la República asisto a un sinnúmero de reuniones y eventos a los que soy invitado. Constituye una grave falta de respeto que la simple aparición de mi persona en esa fotografía, en donde además se aprecia a representantes de la Iglesia católica y otros distinguidos miembros de diversos sectores de la sociedad nuevoleonesa, sea motivo para que ustedes edifiquen responsabilidades y escenarios que no existen y, en todo caso, el que esto escribe no es responsable de la conducta de los demás.

Los hechos de corrupción que se sugieren en las notas sin proveer prueba alguna son trascendentes y graves. Llama la atención  que hayan pasado inadvertidas para las autoridades electorales y nuestros contrincantes políticos, quienes seguramente los hubieran denunciado con toda puntualidad y firmeza.

4. Además de negar todas las imputaciones que ahí se hacen, le informo que analizo la intención de ejercer acciones legales al respecto, pues una calumnia de esa envergadura no puede ni debe soslayarse por respeto a los mexicanos, a mis representados duranguenses  y a los lectores de su revista.

Estas publicaciones no sólo desprestigian a mi persona, afectan a mi partido y a personas de la más alta jerarquía que son mis amigos y compañeros.

Le agradezco la publicación de la presente.

 

Atentamente

Rodolfo Dorador Pérez Gavilán

Senador de la República por el estado de Durango

 

 

 

 

De la senadora Díaz Delgado

 

Señor director:

 

Antes que nada, reciban un cordial saludo. Les escribo estas líneas para manifestar mi postura en relación con la información publicada en Proceso 1819 con el título El gran corruptor y sus corrompidos, donde se me incluye como fuente para una parte esencial de la misma.

En dicho reportaje se afirma que yo sostuve una reunión con Jorge Villalobos en la que presuntamente alerté sobre ciertas relaciones entre Iván Garza Tamez y Rojas Cardona con mis compañeros de partido en Nuevo León Fernando Larrazabal, Raúl Gracia y Zeferino Salgado, lo cual es mentira.

Efectivamente, fui entrevistada por su medio y hablé de la refundación del partido; sin embargo, en mis declaraciones en ningún momento me referí a financiamientos de campañas ni dije que Jorge Villalobos me hubiera mencionado nada de lo que se afirma en su publicación.

A lo largo de mi carrera  me he manejado con respeto hacia los medios de comunicación, siempre ofreciendo la información que se me solicita; sin embargo, pido que se me otorgue el mismo respeto que yo les doy a ustedes, por lo que solicito haga la aclaración correspondiente ya que nunca le confirmé ninguna reunión, como ustedes señalan en su escrito.

Sin otro particular, les reitero mis consideraciones a la labor informativa que ustedes realizan, la cual siempre debe estar apegada a la verdad de los hechos.

 

Atentamente

Senadora Blanca Judith Díaz Delgado

 

 

Respuesta de los reporteros

 

Señor director:

 

Permítanos aclarar que, ante el recrudecimiento de la violencia que ha impulsado la “guerra” de Felipe Calderón y que ha costado más de 50 mil vidas, una de nuestras fuentes para elaborar el reportaje El gran corruptor y sus corrompidos nos pidió mantener su nombre bajo reserva por temor a ser una víctima más.

Sin embargo, en el reportaje se indica que dicho declarante fue operador financiero de El Zar de los Casinos, Juan José Rojas Cardona; que todas sus declaraciones fueron grabadas –se trata de alrededor de cuatro horas de grabación y, por razones de espacio, sólo se difundió una parte de la misma–; que fue él quien atribuyó al actual coordinador de Opinión Pública de la Presidencia de la República, Rafael Giménez Valdés, haber servido de intermediario para relacionar a Rojas Cardona con Juan Camilo Mouriño y Felipe Calderón, cuyo equipo de campaña –aseguró también nuestro informante– recibió en 2006 de El Zar de los Casinos una aportación de 8 a 10 millones de dólares, además de que éste prestó al candidato Calderón uno de sus aviones. La misma fuente aseguró que a la campaña de Roberto Madrazo, por el PRI, Rojas Cardona le dio 15 millones de dólares, y a la de López Obrador, de la coalición Por el Bien de Todos, entre 8 y 10 millones.

Por lo que se refiere a la carta que firma el director general de Comunicación Social del CEN del PAN, Raúl Reynoso Nuño, cabe advertir que el reportaje contiene también una breve entrevista con él, y que allí se consigna que el vocero panista negó que El Zar de los Casinos haya aportado dinero para la campaña de Gustavo Madero rumbo a la dirigencia del PAN, y que a cambio de dichas contribuciones se haya nombrado a Iván Paul Garza Téllez director del Registro Nacional de Miembros del PAN.

Cabe puntualizar que lo que niega Reynoso está contenido en un Informe de relaciones elaborado justamente por panistas (del cual Proceso tiene copia), donde se asienta que El Zar de los Casinos aportó dinero para la campaña de Madero a la presidencia del PAN y respaldó al ahora senador Rodolfo Dorador, a través de la empresa Tango, Publicidad y Medios, en sus propósitos de llegar a la Cámara Alta.

Ese informe, que fue entregado a la secretaria general del PAN, Cecilia Romero, dice al respecto textualmente:

“6.- Campañas de las que se tiene conocimiento se ha involucrado José Serrano/Tango Media. En NL.- Rogelio Benavides para la alcaldía de Guadalupe 97-2000, Fernando Larrazabal 2000-2003, Miguel Ángel García, para San Nicolás 2003-2006; Zeferino Salgado 2003-2006, Adalberto Madero 2003-2006 y Fernando Larrazabal 2009-2012. Otros candidatos: Rubén Mendoza Ayala y Ulises Ramírez, en el Edo. Méx., Fco. García Cabeza de Vaca, en Reynosa, Tamaulipas; Rodolfo Dorador en Durango, y Guillermo Anaya en Coahuila.”

Otra fuente documental que respalda las referencias a las relaciones de diversos personajes mencionados en el reportaje es la fotografía reproducida en la página 6, donde aparecen juntos, entre otros, el actual senador Rodolfo Dorador, José Serrano Montoya, Iván Garza Téllez, El Zar de los Casinos y su hermano Arturo Rojas Cardona.

Finalmente, la senadora Judith Díaz Delgado niega haber dicho en entrevista con Proceso lo que se le atribuye: que alertó sobre las relaciones de Garza Téllez con El Zar de los Casinos, y que en una entrevista con el secretario particular de Gustavo Madero, el secretario particular de éste, Jorge Villalobos Seáñez, le comentó que con Rojas Cardona no había problema, porque éste había “apoyado, ‘en efectivo y en especie’, la campaña de Madero”.

Al respecto, es preciso subrayar que dicha información no fue producto de la entrevista de Proceso con la senadora, sino que se encuentra contenida en el mismo Informe de relaciones, donde se relata el desarrollo de su encuentro con Villalobos.

Atentamente

Jesusa Cervantes y Álvaro Delgado

Comentarios