Avanzan pláticas para el retorno de 600 triquis a San Juan Copala

OAXACA, Oax., (apro).- El gobierno de Oaxaca se comprometió a detener a los “paramilitares” que tienen asolada a la comunidad de San Juan Copala y a reparar del daño por los agravios cometidos contra la población, con el objetivo de distender el conflicto intercomunitario en esa región, informó Marco Albino Ortiz, uno de los dirigentes del Movimiento de Unificación y Lucha Triqui Independiente (MULTI).

Albino Ortiz confirmó también que ayer lunes, alrededor de las 22:30 horas fue detenido un integrante del MULTI, Miguel Ángel Velasco, acusado de la desaparición de las indígenas triquis Daniela y Virginia Ortiz.

         En entrevista, luego de que unas 60 mujeres y niños triquis realizaron marchas en el zócalo de Oaxaca, Albino Ortiz dijo que ya se libraron 10 órdenes de aprehensión contra “paramilitares”, con lo cual, consideró que el próximo 20 de enero alrededor de 600 indígenas desplazados de San Juan Copala retornarán a la comunidad.

Dijo que mientras se lleva a cabo el retorno de los desplazados, el MULTI continuará el diálogo con las autoridades. En ese sentido, adelantó que este miércoles sostendrán una reunión “con el Estado mexicano” para determinar la aplicación de las medidas cautelares dictadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) a favor de los afectados.

Explicó que en las mesas de diálogo se ha trabajado “fuera de organizaciones –MULTI, Movimiento de Unificación y Lucha Triqui  (MULT) y Unidad de Bienestar Social de la Región Triqui (Ubisort)– y de partidos. “Aquí no hay PRI ni PRD, por eso avanzamos para un retorno más justo”, puntualizó.

“Se va hacer la reparación del daño y se van a detener a los paramilitares porque ya se libraron 10 órdenes de aprehensión, y se va a garantizar el retorno de las 150 familias de desplazados triquis”, añadió.

El dirigente explicó que entregaron a las autoridades identificaciones de los 600 desplazados triquis, con lo cual, aseguró, desmienten a las autoridades que “insistentemente han asegurado que no había desterrados”.

 

Capturan a integrante del MULTI

Por otra parte, Albino Ortiz se refirió a la detención de Miguel Ángel Velasco, acusado de la desaparición de las indígenas triquis Daniela y Virginia Ortiz; y expresó su extrañeza por la celeridad con que las autoridades cumplieron con la aprehensión.

Dijo que mientras Velasco fue detenido rápidamente, el asesinato de los defensores de los derechos humanos Beatriz Cariño y Jyri Jaakokola sigue en la absoluta impunidad.

Consideró que la detención de Miguel Ángel Velasco “es un delito fabricado en el sexenio de Ulises Ruiz”, sin embargo, dijo que el MULTI espera que también sean detenidos quienes quienes “violentaron y asesinaron” a sus “hermanos triquis”.

Por el contrario, familiares de las indígenas Virginia y Daniela Ortiz Ramírez, pidieron a las autoridades no liberar al presunto asesino de sus hijas, aun cuando éste tenga a su favor medidas cautelares otorgadas por la CIDH. Daniel y virginia desaparecieron el 5 de julio de 2007.

Los familiares de las víctimas aseguraron que Miguel Ángel Velasco es sólo uno de los responsables de la desaparición de Virginia y Daniela. Recordaron que, como consta en el expediente 187/2007 y en la orden de aprehensión 70/2007, también participaron en la desaparición José Ramírez Flores, Francisco Herrera y Timoteo Alejandro (este último asesinado).

Los familiares de las mujeres triquis desaparecidas esperan que las autoridades de Oaxaca no liberen en las próximas horas a Miguel Ángel Velasco. “Estamos seguros que participó hace cuatro años en la desaparición de Daniela Y Virginia”, añadieron.

Ojalá que “no se utilicen como herramienta de impunidad las medidas cautelares otorgadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos para que salga libre, porque se rumora que el detenido cuenta con esa protección; y al rato salgan a decir públicamente que el expediente está cerrado”.

“Nos mantendremos atentos a las declaraciones del detenido, porque él sabe muy bien sobre el paradero de Daniela y Virginia, así como el lugar en donde se esconden los demás responsables”, sentenciaron.

Finalmente destacaron que seguirán exigiendo la presentación con vida de Daniela y Virginia. “No descansaremos hasta encontrar a ellas y no permitiremos que haya más desapariciones forzadas en Oaxaca”, agregaron.

Las hermanas Ortiz Ramírez desaparecieron el 5 de julio de 2007 en San Juan Copala, en el trayecto que va a Santiago Juxtlahuaca. Virginia, quien esa fecha tenía 20 años de edad, es maestra de educación primaria bilingüe; Daniela, de 14 años, se dedicaba a estudiar.

El 13 de julio de 2007 la madre de las hermanas Ortiz Ramírez acudió a denunciar ante el Ministerio Público de Putla Villa de Guerrero, la desaparición de sus hijas. Se abrió averiguación previa 187/2007 por el delito de privación ilegal de la libertad.

Comentarios