Presenta Calderón protocolos de seguridad

MÉXICO, D.F. (apro).- A siete meses de concluir su mandato, el presidente Felipe Calderón presentó los protocolos de seguridad que regularán la actuación de las Fuerzas Armadas, la Policía Federal y la Policía Ministerial.

En la residencia oficial de Los Pinos, momentos antes de viajar a Estados Unidos, Calderón dio a conocer los protocolos que –dijo– guardan los equilibrios y respetan los principios de legalidad, oportunidad, racionalidad y proporcionalidad, además de que regulan la forma de actuar de las fuerzas públicas ante cualquier escenario.

“De esta forma, la fuerza pública será utilizada en la magnitud, intensidad y duración que sea requerida en cada caso”, aunque en todo momento privilegiarán las acciones disuasivas que no impliquen el uso de armas letales, agregó.

Los protocolos, publicados hoy en el Diario Oficial de la Federación, fueron planteados por el Ejecutivo para fortalecer la protección de los derechos humanos en las acciones de su estrategia de seguridad.

Aunque Calderón ha presumido los operativos en los que han sido acribillados algunos capos de la droga, en condiciones que han dado lugar a críticas por el uso de armamento innecesario, sostuvo que ahora se cuenta con una normatividad que da certeza jurídica a los agentes del Estado para realizar sus tareas anticrimen.

Con el nombre de Protocolos para el Uso de la Fuerza, la Preservación de Evidencias y la Presentación de Detenidos ante las Autoridades, el Ejecutivo finalmente escuchó los señalamientos de organismos de derechos humanos que han documentado las arbitrariedades cometidas por las fuerzas armadas durante su mandato.

No obstante, se ufano al manifestar que “(los cuerpos de seguridad) cuentan ahora con una base legal mucho más sólida para seguir realizando sus tareas como hasta ahora lo han hecho: con apego a la legalidad y con respeto al derecho de las personas”.

Debido a que los protocolos regulan el uso de la fuerza, la cadena de detención, la preservación de evidencias y el debido proceso, cuando las autoridades detengan a alguien, sea en flagrancia o en cumplimiento de una orden, deben respetar en todo momento sus derechos, indicó el mandatario.

Con ello se eliminan las posibilidades de tortura o que alguien argumente falsamente que fue sometido a esa práctica, además de que se evitará que los delincuentes salgan libres por un error en el proceso, apuntó.

Los protocolos –añadió– también establecen la metodología para preservar las escenas del crimen, porque “México está trabajando para tener policías de investigación sólidas, que cuenten con la tecnología más avanzada y los elementos mejor capacitados para encontrar la verdad”.

Antes, el secretario de Gobernación, Alejandro Poiré Romero, destacó que la administración federal está cumpliendo con su responsabilidad de garantizar la seguridad y facilitar el acceso a la justicia de todos los mexicanos.

En la presentación de los Protocolos, aseveró que el acceso a la justicia “es un deber irrenunciable que tenemos todos los órdenes de gobierno, y su cumplimiento tiene como único límite la observancia de la ley”.

Comentarios