Rechaza Semarnat proyecto de minera canadiense, en Veracruz

XALAPA, Ver. (apro).- La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) rechazó la solicitud de la empresa canadiense, Gold Group, y su concesionaria en la entidad Candymin SA de CV, sobre cambio de uso de suelo para el proyecto minero Caballo Blanco, que se ubicaría en la zona montañosa de Alto Lucero.

“La negativa se fundamenta en que no fue presentada a la delegación de Semarnat en Veracruz la información requerida mediante oficio SGPARN.03.FS.CUS/0660/12, de fecha 27 de febrero de 2012”, explicó la dependencia en un comunicado.

“Se informó al promovente que el cambio de uso de suelo en terrenos forestales sin la autorización correspondiente para el desarrollo de cualquier proyecto es objeto de sanciones, incluso penales, ya que es un delito ambiental de orden federal”, advierte la Semarnat.

Con base en la Ley General del Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente, argumentó la dependencia, se negó la autorización y permiso a Candymin, con el objetivo de preservar la riqueza biológica de México.

“Cabe referir que en la resolución se valoró la recomendación ‘no favorable’ que por escrito presentó el Consejo Estatal Forestal del Estado de Veracruz (Coefver), que determina que el estudio técnico justificativo para cambio uso de suelo del proyecto Caballo Blanco no cumplía la normatividad ambiental”, se concluye en el documento.

Hace un mes, Martín Aluja Schuneman, director del Instituto Nacional de Ecología (INE), con sede en Xalapa, también había emitido su postura sobre Caballo Blanco, al hacer énfasis en que la zona montañosa de Alto Lucero no es apta para el desarrollo de un proyecto minero, por lo frágil del ecosistema, la cercanía de humedales y la existencia de un remanente de bosque encino tropical, único en México.

El funcionario comentó en esa ocasión que “es el peor lugar que se le pudo ocurrir a la empresa minera Gold Group” para desarrollar un proyecto.

“En el Inecol hicimos un estudio técnico científico en donde se exponen los ocho puntos principales por los que no es conveniente construir y detonar un proyecto minero en un ecosistema tan frágil, como la zona montañosa y costera de Alto Lucero y Actopan; ese estudio nosotros lo entregamos a la Semarnat y ya la decisión será de ellos”, señaló Martín Aluja.

Schuneman Hofer detalló que el Manifiesto de Impacto Ambiental (MIA) que entregó la empresa canadiense a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales contiene muchas fallas, inconsistencias y “orígenes huecos”.

Comentarios