Rechaza Graco instalación de minera canadiense en Morelos

CUERNAVACA, Mor. (apro).- El gobierno morelense atajó la intención de la transnacional Esperanza Resources Corporation, para explotar una mina de oro y plata en la comunidad de Tetlama, en el municipio de Temixco.

Tal es el interés de la empresa de instalarse en territorio morelense que la próxima semana vendrá la propia embajadora de Canadá en México para cabildear su instalación.

El gobernador Graco Ramírez dijo tajante que no permitirá la apertura de una empresa canadiense que pretende la explotación de una mina de oro en la comunidad de Tetlama, muy cerca de la zona arqueológica de Xochicalco, la más visitada en Morelos.

Anunció que la embajadora de Canadá, Sara Hradeckly, vendrá a Morelos el próximo lunes: “Quiere discutir conmigo el problema de la mina. Yo ya vi la mina de una empresa canadiense y le voy a decir que no”, adelantó el mandatario.


La empresa minera Silver de México solicito este jueves al gobernador una audiencia para presentarle el proyecto que desarrolla desde hace más de cinco años, y amenazó con retirar la inversión de millones de dólares si el mandatario no se reúne con sus representantes.

“Que señor gobernador nos dé audiencia para explicarle sus dudas. Sabemos que Morelos no tiene espíritu minero, como lo es Chihuahua, Zacatecas y Durango, en donde los habitantes y los políticos de esas regiones no riñen con la minería”, dijo Hugo Rosales Jarillo, representante legal de la transnacional, quien, además, pidió al gobernador no se anticipe con un “no” sin conocer el proyecto de la mina.

Doroteo Espinoza, ayudante municipal de Tetlama, anunció que sus paisanos ya aprobaron la explotación del oro por los 500 empleos directos que generará; además de un nuevo pozo de agua y los apoyos para mejorar los planteles educativos; pero sobre todo por los pagos que realizará la minera por la renta de las parcelas y las ganancias de la explotación.

“Nosotros vamos a ganar de acuerdo con sus ganancias. Aparte, la renta de tierras. El convenio se firmó por 15 años pero se puede renovar”, explico el ayudante municipal.

Quienes no están de acuerdo son los comuneros del municipio de Miacatlán, colindante con la mina.

El comunero Juan Jiménez Escobar recordó que desde hace años presentaron a la Secretaria del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), dos proyectos que desarrollarían en las superficies afectadas por la mina de oro.

“Los comuneros entregamos a la Semarnat proyectos. Íbamos a sembrar venado en las parcelas. También otro para producir diesel. Ahora entendemos por qué no prosperaron, pues ya está vendida la tierra a estos pinches gringos”, reclamó el comunero.

La transnacional trabajó en silencio durante cinco largos años –durante la administración panista del gobernador Marco Adame–, pero al llegar un nuevo gobierno de izquierda encontró sólo rechazo al proyecto.

La minera cuenta con el título de concesión para explotar la extracción de oro y plata que le entregó el gobierno federal; y también tienen los estudios de impacto ambiental que le otorgó la Semarnat.

Comentarios