Charros contra nazis, al cine

México, D.F., (apro).- La historia de la Legión de Guerrilleros Mexicanos, una agrupación  de charros que nació para combatir a los nazis, será llevada a la pantalla en un documental, revela a Apro Fernando Llanos, nieto del fundador de ese tropel.

La Legión, que llegó a sumar a cerca de 150 mil hombres a caballo, nació después del hundimiento de los barcos petroleros mexicanos “Potrero del Llano” y “El Faja de Oro”, presuntamente por un submarino del Tercer Reich.

Antes de ese evento, la Alemania nazi contaba con la simpatía del pueblo mexicano, pero el ataque fue aprovechado por los gobiernos de Manuel Ávila Camacho y de Estados Unidos para obligar a que México abandonara su neutralidad en la Segunda Guerra Mundial y peleara junto a los Aliados.

Antolín Jiménez, un exDorado de Pancho Villa y teniente coronel del Ejército Convencionista, fue el creador de la Legión de Guerrilleros Mexicanos.

“Eran tiempos de la guerra y supongo que mi abuelo pensó que se podía poner peor y había que hacer algo”, dice Fernando Llanos.

Según el nieto de Antolín Jiménez, su abuelo decía: “Necesitamos a los hijos de México para sacar al país adelante”.  Su mayor hazaña fue dinamitar un tren en Parras Chihuahuas, a los 26 años de edad.

“En el archivo de mi abuelo, junto a todos los recortes de prensa de La Legión de los Guerrilleros Mexicanos, hay notas de prensa, de las mismas fechas,  sobre  guerrillas rusas, griegas y yugoslavas que combatían a los Nazis”, subraya.

De ahí, cuenta, nació la idea de formar un grupo de  charros mexicanos que se prepararan para combatir a los alemanes y japoneses.

“Por esta información supongo que era bastante guerrero, de espíritu combativo, y con un amor calado por su país”, refiere.

Cuando Jiménez  conoció a uno de los fundadores de la charrería, se involucró con ellos y llegó a ser el presidente de la Asociación Nacional de Charros.

Luego, cuando estalló la Segunda Guerra Mundial, el exDorado de Villa propuso al presidente Manuel Ávila Camacho un ejército de charros.

El presidente aceptó y fue así como se creó la Legión de los Guerrilleros Mexicanos, que en menos de un año convocó a 150 mil hombres armados y a caballo, repartidos en 250 puntos de la República.

Los charros se propusieron combatir a los nazis con el slogan “Todo por la Patria”. La organización se creó el 1 de octubre de 1942, dos años antes de la participación del Escuadrón 201.

“Supongo que su experiencia bélica, aunado al conocimiento de otras guerrillas en otras latitudes peleando contra los nazis, más su amor por su país, lo hicieron inventar esta agrupación”, dice Llanos.

Agrega:

“Era una manera que encontró para revalorar la tradición de los hombres de a caballo con la entrada de la modernidad a la Ciudad de México, y poder capitalizar políticamente a la Asociación Nacional de Charros”.

El 22 de mayo de 1942, México se sumó a la Segunda Guerra Mundial, y el 28 de agosto “mi abuelo comunicó la iniciativa con un boletín de prensa en el que escribió: ‘Es una institución transitoria en lo que dura el estado de guerra’”, puntualiza Llanos.

La proclama que creó a los guerrilleros charros reza: “México necesita el esfuerzo generoso de sus hijos para forjar la propia grandeza, enfrentándose a los graves problemas planteados como fatal resultado de la situación general en que se encuentra el mundo”.

La historia de la Legión de Guerrilleros Mexicano –que tuvo vida de finales de agosto de 1942 a mayo del 1943– ya empezó a filmarse en el Distrito Federal  y en otras partes de la República Mexicana. Se prevé que el documental esté listo para finales del presente año. Un avance en video se puede consultar en www.matria.mx.

Comentarios