Confirman presiones de Televisa contra reformas en telecomunicaciones

MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- El único ordenamiento de la reforma constitucional en materia de radiodifusión y telecomunicaciones que sí afecta los intereses dominantes de Grupo Televisa pretende ser cambiado en el dictamen por los diputados del PRI que quieren excluir a la televisión restringida vía satélite de la obligación de ofrecer must offer y must carry de manera gratuita, confirmó un especialista que fue testigo de las presiones y negociaciones.

Consultado por la Agencia Proceso, el especialista –que pidió reservar su nombre- confirmó lo que desde ayer ventilaron la diputada federal del PRD, Purificación Carpinteyro y el senador del PAN, Javier Corral, pero que negó airadamente en su cuenta de Twitter el coordinador de los legisladores del PRI, Manlio Fabio Beltrones.

“Yo fui testigo de estas presiones. Personas de Grupo Televisa les argumentaron a los priistas que es imposible que se suban todas las señales de televisión gratuita a los sistemas de televisión restringida vía satélite”, afirmó el especialista en telecomunicaciones.

“Esto sería un retroceso muy grave porque es lo único que tiene un efecto inmediato sobre el monopolio de Grupo Televisa en contenidos de televisión abierta y televisión restringida en la reforma constitucional”, advirtió el especialista.

Esta versión coincide también con la queja expresada por los representantes de la empresa Grupo Dish, de MVS, sistema de televisión restringida vía satélite, que desde hace cuatro años es la única competencia al monopolio que tenía Sky, filial de Grupo Televisa.

La propuesta de los asesores de Televisa es que el must offer y must carry gratuito sólo sea válido para los sistemas de televisión por cable, sector en donde dominan ampliamente las filiales de la empresa de Emilio Azcárraga Jean y que no tiene ninguna competencia.

Concentración de Televisa en TV Restringida.

Los datos recientes de este mercado indican que en televisión restringida vía satelital, la empresa Sky concentra el 70 por ciento de los 6.5 millones de suscriptores en este mercado. Su crecimiento ha sido el más alto de todas las filiales de Televisa: en el 2012 creció 27 por ciento.

En contraste, su competencia Grupo Dish, tiene el 30 por ciento restante del mercado, de 6.5 millones de suscriptores, según los datos aportados por Ramiro Tovar Landa, especialista en telecomunicaciones del ITAM, a partir de los propios reportes bursátiles que ofrecen ambas empresas.

Consultado también por Agencia Proceso, Tovar Landa advirtió que en materia de televisión restringida vía cable, Televisa tiene una amplia concentración: a través de sus subsidiarias Cablevisión, Cablemás y Cablevisión Monterrey (antes TVI) tienen 2.2 millones de suscriptores, que representan el 55 por ciento de un mercado total de 4.4 millones de suscriptores.

La otra empresa más importante en este sector, Megacable, posee el 33 por ciento restante y está asociada con Grupo Televisa a través de Yoo, un cártel de compañías de televisión por cable que tienen el 88 por ciento del mercado total del sector.

En otras palabras, alerta Tovar, Grupo Televisa no tiene competencia real en televisión por cable, pero sí en televisión satelital, a raíz de la creación de Grupo Dish.

En total, en México existen 11 millones de hogares con televisión restringida: 4.4 millones de televisión por cable y poco más de 6.5 millones en televisión satelital.

La ausencia de must offer y de must carry –obligación para retransmitir de manera gratuita las señales de televisión abierta en sistemas de televisión restringida- fue lo que provocó la salida de DirecTV del mercado mexicano, a finales de los años noventa.

Lo mismo podría suceder si en la reforma constitucional los legisladores aceptan las presiones de Grupo Televisa y “eliminan la competencia” en este sector de los contenidos en televisión restringida.

Comentarios