Con historial de escándalos, llega Preciado a la coordinación del PAN en el Senado

MÉXICO, D.F. (apro).- Expresidente del Frente Juvenil Revolucionario priista en Colima y copartícipe de un presunto desvío de 55 millones de pesos de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) a la campaña de Felipe Calderón, en 2006, Jorge Luis Preciado fue designado esta noche coordinador del grupo parlamentario del Partido Acción Nacional (PAN) en el Senado, en sustitución de Ernesto Cordero.

El presidente del PAN, Gustavo Madero, nombró a Preciado Rodríguez luego de hacer una consulta “indicativa” entre menos de la mitad de los miembros del grupo parlamentario, cada uno de los cuales escribió en una papeleta tres nombres y, tras hacer él una revisión, dio a conocer su decisión.

Varios senadores y miembros del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) habían filtrado que Madero nombraría a Héctor Larios como el sustituto de Cordero, sobre todo por ser parte de El Yunque, el grupo más estructurado del PAN que respalda al presidente del partido, y porque tiene experiencia como coordinador de senadores y diputados.

“Como en cónclave hay coordinador: Héctor Larios”, escribió en su cuenta de tuiter el senador de Guanajuato Fernando Torres Graciano, miembro también del CEN, quien, tras la designación de Preciado, corrigió: “Madero no deja de sorprender”.

De hecho, el anuncio de Madero sorprendió a los senadores que sí asistieron a la reunión en el CEN –los afines a Cordero se ausentaron–, porque habían asimilado que Larios sería el coordinador y, aunque era sabida su cercanía con Madero, se creía remota la posibilidad de que Preciado pudiera ser el coordinador, por no tener además experiencia en la negociación legislativa.

Nacido en 1972 en Coquimatlán, Colima, Preciado Rodríguez formó parte del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en esa entidad y llegó a presidente del FJR, pero renunció a esa militancia y en 1996 se afilió al PAN, que presidió de 2001 a 2003 en el estado, cuando se convirtió en diputado federal, donde se hizo allegado a Madero.

En Colima, Preciado es un personaje polémico a tal punto que inclusive le fue retirada la diputación local por calumnias contra miembros del PRI, su antiguo partido, y hasta pasó una noche en el Centro de Readaptación Social de Tepic, en 2006.

Pero fue como diputado federal cuando tomó relevancia, porque fue él quien armó una estrategia para supuestamente desviar parte de 55 millones de pesos del Programa de Vivienda Rural de la Sedesol a la campaña de Calderón, en 2006, aseguró Arnulfo Vázquez Cuén, presidente de la Federación Nacional de Productores Agropecuarios, Forestales y Pesqueros AC (Fenpa).

Vázquez Cuén, un viejo operador priista que fue orador en el primer mitin de la campaña de Calderón en 2006, en Iztapalapa, fue contratado por diputados federales, entre ellos Preciado, para armar un padrón de beneficiarios del programa de la Sedesol y, una vez aprobados los recursos, desviarlos a la campaña de Calderón.

Esta información fue publicada en el libro Las manos sucias del PAN, historia de un atraco multimillonario a los más pobres, de José Reveles, luego de que la periodista Marcela Turati publicó parte de ella en el diario Excélsior, en plena campaña de 2006.

De acuerdo con la información proporcionada por Montes Cuén, sustentada en documentos oficiales, la Sedesol asignó 55 millones de pesos a 6 mil familias para vivienda, pero la mitad de esos recursos –27.5 millones– fueron a parar a manos de diputados del PAN que, luego, se desviaron a la campaña de Calderón.

Montes Cuén, quien fue encarcelado por haber sido el operador de esa trama, aseguró que Preciado Rodríguez, José Isabel Trejo Reyes, José Castelo Parada, José González Morfín y Ursino Méndez formaron parte de la trama para el desvío, según el libro de Reveles.

En el escándalo también estuvo involucrada la propia secretaria de Sedesol, Josefina Vázquez Mota, quien personalmente autorizó a los diputados del PAN 15 millones de pesos para este programa de vivienda y luego se consiguió que Hacienda diera otros 40 millones.

–¿Cuál es tu problema? Tú sabes cómo hacerlo y al cabo esos pinches inditos están tan jodidos que ni siquiera se van a dar cuenta.

Con ésta y frases semejantes –narra Reveles– quiso convencerlo el diputado federal por Colima, Jorge Luis Preciado Rodríguez, quien esa noche estaba acompañado en la “negociación” por el también legislador panista Urcino Méndez, veracruzano.

Cuando la plática aún no llegaba a los gritos y manotazos, Preciado Rodríguez le entregó a Montes Cuén una ficha de depósito de BBVA Bancomer a su nombre (cuenta 0141205803) y otra de BBVA a nombre del Consejo Nacional Agropecuario y Forestal y su dirigente Dania Ivette Puga Corona (cuenta 4028042489) para que el hombre colocara en cada una de ellas la mitad de los 27.5 millones a desviar.

Al final, Montes Cuén fue encarcelado y Preciado recuperó su diputación local en Colima y, a partir de 2012, logró ser senador y ahora coordinador de la bancada del PAN.

En sus primeras declaraciones como sucesor de Cordero, Preciado llamó a la unidad de la bancada y mostró su respeto a los 24 senadores que mediante una carta anunciaron que no acudirían a la cita con Madero.

“Respeto la decisión de los compañeros que no acuden al llamado, pero se tiene que hacer un esfuerzo de buscar la unidad entre los senadores y ese será el trabajo de quien se saque la rifa del tigre”, expuso.

Acerca del autor

Reportero de Proceso desde 1994, Premio Nacional de Periodismo en periodismo de investigación y autor de tres libros.

Comentarios