Enoja a familias que Unidad de Desaparecidos fuera creada a medias

MÉXICO, D.F. (apro).- El anuncio de la creación de la Unidad Especial para la Búsqueda de Personas Desaparecidas fue criticado por familiares de víctimas presentes en la conferencia de prensa, quienes se abstuvieron de hacer uso de la palabra, exigieron a gritos a los funcionarios–entre ellos a los titulares de la PGR y de la secretaría de Gobernación, Jesús Murillo Karam y Miguel Ángel Osorio Chong–, que se pusieran a trabajar, y dejaron en claro que no les satisface lo anunciado.

Parte de su enojo es que en la conferencia se volvió a lanzar la creación de la Unidad que ya había anunciado el secretario Miguel Ángel Osorio Chong en febrero pasado, pero a tres meses de distancia, cuando se lanza oficialmente la Unidad, se informó que sólo cuenta con 12 ministerios públicos, que apenas se va a capacitar policías federales y que aún no tienen marco jurídico que les dé sustento ni instalaciones.

“Pónganse a trabajar”, gritaron algunos familiares a los funcionarios al término del acto. Otros coreaban “vivos se los llevaron, vivos los queremos”, mientras algunas madres de familia se acercaban llorando, a gritos, a Osorio Chong o al procurador Murillo Karam para reclamarles porque no habían sido atendidas o porque no hubieran encontrado a sus hijos.

“A mi hija la encontré yo en un Semefo, ahí estaba, y nadie fue para avisarme”, gritó Beatriz Mejía, del Estado de México.

Afuera, los familiares dieron una pequeña rueda de prensa para manifestar su postura.

“Para que levantáramos la huelga nos dijeron que ya tenían nuevas instalaciones en un nuevo edificio y más personal, pero seguimos a ciegas, no sabemos a qué ventanilla ir a que nos atiendan ni en cuánto tiempo van a terminar de organizarse”, criticó Margarita López, una de las 10 madres de familia que durante nueve días de mayo emprendieron una huelga de hambre afuera de la PGR para exigir a las autoridades que dieran resultados.

López y los demás familiares con hijos desaparecidos cuestionaron que las autoridades no mencionaron cuántos funcionarios contratarían, en cuánto tiempo y dónde operaría la nueva instancia, y tampoco han creado un marco jurídico para que pueda recibir presupuesto y operar.

Fernando Olvera, quien durante el acto fue anunciado como la persona que fijaría la postura de las víctimas, aunque finalmente se reservó el uso de la palabra, al final del evento señaló que con ese anuncio de una Unidad a medias se le faltó el respeto a los familiares.

Por su parte, el asesor jurídico de la organización Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en México, Juan López, se dijo insatisfecho por el anuncio que manifiesta las carencias de las instancias.

“Me hubiera gustado que anunciaran algo que ya está terminado y no algo que están tratando de iniciar y que deberían de haber hecho hace años. Anunciaron algo que no tiene marco legal para operar, ni reglamento y poco personal”.

“Si los esfuerzos no incluyen a los gobiernos y procuradurías estatales no avanzarán en nada porque allá están los problemas”, dijo con lágrimas en los ojos la señora María Herrera, con cuatro hijos desaparecidos en Guerrero y Michoacán.

Acerca del autor

(Ciudad de México, 1974) es una reportera mexicana. Ha colaborado para varios periódicos y revistas de Argentina, Chile, Colombia, Ecuador, Estados Unidos, México, Perú y Uruguay, entre algunas de ellas: Proceso, Gatopardo y Etiqueta Negra. Ha realizado labores de activismo a favor de los derechos humanos y en contra de los asesinatos y exilios de periodistas.

Comentarios