Se dice Fox dispuesto a cultivar mariguana y propone su venta en Oxxos

SAN CRISTÓBAL, Gto. (apro).- Al campo mexicano le iría “formidablemente bien” con la legalización de la mariguana, al igual que a los distribuidores y vendedores una vez que ésta sea una industria legal, dijo aquí el expresidente Vicente Fox Quesada, quien ya se ve como un agroproductor de la hierba el día que sea “legítimo y aprobado”.

“Claro, yo soy agricultor, puedo hacerlo, sí, una vez que sea aprobado”, señaló Fox en entrevista luego de inaugurar un seminario para jóvenes en el Centro de Estudios que tiene en esta comunidad.

Pidió no tomar el tema a “chunga” porque es una oportunidad para que México salga de la trampa de violencia en que está metido, luego de que su sucesor Felipe Calderón “lanzó una guerra contra los cárteles y fue un fracaso total y absoluto”.

Insistió en que es momento de que el presidente estadunidense Barack Obama tome una postura.

En el tono del discurso que desde hace algunos meses ha llevado a distintos foros –para promover abiertamente la legalización de la mariguana, no sólo con fines terapéuticos– el expresidente aseguró que la industria de este producto “le quitaría millones y millones a los criminales, y ese dinero en lugar de que lo tenga El Chapo Guzmán, lo tendrán empresarios, industriales y el gobierno”.

Según Fox, con un control adecuado y reglas estrictas, la producción será una industria operativa.

“Basta de que todo este asunto de la mariguana esté en manos de criminales, que todo el dinero que producen la mariguana y las drogas esté en manos de criminales; que no se paguen impuestos, que no haya reglas, que no haya controles de salud y calidad de producción de las drogas, que sean un negocio a la sombra, oscuro, bajo tierra, un negocio criminal”, afirmó.

Tras su viaje a Washington para reunirse con empresarios –como el exdirector de Microsoft Jamen Shively– y especialistas en el tema de la legalización, Vicente Fox anunció la realización de un foro internacional en San Cristóbal en el mes de julio, para abordar este tema “de una manera informada y profesional”.

En todo momento Fox Quesada aseguró que no está promoviendo el uso de la mariguana, aunque su mensaje indica todo lo contrario.

“Ahora en Washington ya no es un negocio criminal, es una industria que produce. Por cierto, ellos vendrán aquí a demostrar que la cannabis o la mariguana no sólo atempera el dolor de la enfermedad, que es lo que todos conocemos. Ellos vendrán a probar aquí, médicos de universidades muy famosas como Harvard mismo, que tienen considerado que el uso de la mariguana puede ser curativo, para el cáncer, para otras enfermedades; que puede ser curativo para raspaduras, chipotes, untado”.

Incluso, pidió que no se vea a la mariguana únicamente con la forma de un carrujo, sino como un producto que se podrá vender, por ejemplo, en una tienda Oxxo y en distintas presentaciones y cantidades: líquida, sólida, para untar, para fumar.

“Hagan de cuenta una Oxxo, perfectamente exhibido el producto en las vitrinas, en todas sus variedades, cantidades, precios; en la trastienda –donde yo estuve– se está envasando, atrás de la trastienda está el invernadero, donde se está produciendo la planta, productos de gran calidad, bajo un control estricto”, aseguró.

Con el ejemplo de los estados de la Unión Americana que localmente han aprobado el consumo –en su mayoría para paliar el dolor producido por algunas enfermedades– Fox pidió “quitarnos la venda” y ver el tema de manera diferente.

Ofreció traer al a expertos y autoridades de Estados Unidos, Colombia, Uruguay y otros países que sostienen un debate público al respecto para dar una información amplia; “gente que ya pasó de las ideas a la práctica, que no sólo discute qué hacer con la mariguana sino que ya están en la producción en algunos estados de la Unión Americana…vamos a hacer este seminario y que cada quien opine lo que quiera, hay mucha información que desconocemos”.

Comentarios