PANAMA PAPERS GANA PULITZER

Fracasa 75% de Pymes en sus primeros cinco años: CCE

MÉXICO, D.F. (apro).- El Consejo Coordinador Empresarial (CCE) dio a conocer que 75% de las pequeñas empresas deja de existir durante los primeros cinco años de vida, y que muy pocas pueden dar el paso para convertirse en medianas o compañías de crecimiento acelerado, elemento que en otros países ha sido clave de progreso.

Por ello, la cúpula empresarial se pronunció por una política industrial de avanzada que termine con los rezagos estructurales en los que se desenvuelven las pequeñas y medianas empresas (Pymes) en México.

En su mensaje semanal, el organismo cúpula de la iniciativa privada aseguró que “las Pymes siguen enfrentando condiciones altamente desfavorables en aspectos bien identificados”.

La CCE precisó que la mayoría opera en situaciones precarias: sin apoyos ni solidez en su planeación y gestión.

El organismo presidido por Gerardo Gutiérrez Candiani señaló que los obstáculos de mayor peso para el desarrollo empresarial subsisten luego de casi 20 años de programas para Pymes que no han rendido resultados contundentes, así como décadas de irregularidades e inconsistencias en la política industrial.

Entre los principales retos que enfrentan destacan las distorsiones en mercados, exceso de trámites, falta de acceso a crédito, tanto para capital de trabajo como para invertir, corrupción de autoridades, inseguridad pública, regulaciones excesivas para la capacidad administrativa de un pequeño negocio, obligaciones, costos fiscales y laborales complejos, además de restrictivos.

Las Pymes tampoco pueden representar el motor interno de la economía ante la debilidad e incertidumbre del mercado externo.

En el sector empresarial se prendieron los focos amarillos después de que el en el primer trimestre del año la economía apenas creció 0.8%.

“Nuestro mercado interno permanece en gran medida estancado, funcionando a una escala muy inferior respecto de su capacidad y la proyección que puede y debe tener”, aseguró el CCE.

Además, agregó que “la brecha de productividad y dinamismo que experimenta el sector exportador frente a la mayoría de las empresas en México sigue siendo honda. No hemos podido conectar estos dos grandes polos”.

Asimismo, el sector empresarial propuso iniciar una cruzada nacional por la formalización económica, el cual es un eslabón esencial para que tengan éxito reformas que ya se han logrado, como la laboral, y las pendientes, como la hacendaria y la financiera.

“Es vital para realmente dar paso a incrementos significativos y sustentables del crédito, la productividad, la masa salarial y la recaudación tributaria” dijo.

También urgió a concretar un acuerdo marco para una política industrial de avanzada, con las Pymes como pilar fundamental: propiciar cadenas de abastecimiento, esquemas de capital-semilla y financiamiento a empresas de alto potencial, polos de desarrollo regional y motores de crecimiento acelerado, como lo son el energético y la construcción.

Incluso, el CCE señaló que existe la oportunidad de ampliar el financiamiento a corto plazo con un programa de capitalización de intermediarios, expediente único y calificación inmediata.

En materia de seguridad pública, el organismo cúpula empresarial manifestó que es muy importante integrar la experiencia, la perspectiva y la participación de las Pymes en los planes de prevención que se están impulsando.

“Miles de empresas y empresarios de diversas regiones siguen padeciendo condiciones de afectación y alta vulnerabilidad ante la delincuencia”, lamentó el CCE.

Acerca del autor

Comunicólogo hecho por la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM; reportero labrado en Proceso.

Comentarios