“El Yugo Zeta” en Coahuila: control de penales, secuestros, matanzas, quema de cuerpos…

¿Es usted un genio del ajedrez posicional?

MÉXICO, D.F. (apro).- El ajedrez es uno de los pasatiempos más extraordinarios. Es un juego que se ha estudiado hasta el hartazgo y parece, sin embargo, ser inagotable. Todos los años salen a la venta cientos de libros sobre ajedrez: aperturas, medio juego, finales, problemas, posiciones de táctica, ejercicios de combinación, historia del juego, etcétera, y aún así parece que hay mucho aún por entender y descubrir.

Para el jugador de torneo, el que va a las competencias, probablemente los libros más significativos son aquellos que tratan de ejercicios de táctica, de combinación. Es, de alguna manera, una especie de “examen” a resolver. Los autores de este tipo de libros nos ponen posiciones en donde se dice: “juegan blancas y ganan”, “Juegan negras y empatan”, etcétera. Y dependiendo del autor, estos libros pueden ofrecer ejercicios verdaderamente complejos.

Sin embargo, una queja común de estas obras es que los ejercicios presentados al lector ya le indican a éste que hay algo en la posición, cosa que evidentemente no tenemos como ayuda en una partida. Vamos, no hay un duendecillo, en la partida del torneo, que nos indique: “aquí se puede ganar la dama enemiga”, por ejemplo. Así, los críticos dudan de las enseñanzas de estos libros porque en las partidas de torneo normalmente las soluciones a los problemas del tablero no parecen ser muy simples.

El libro Can you be a Positional Chess Genius? (¿Puede usted ser un genio del ajedrez posicional?), Everyman Chess 2002, 144 páginas, unos 25 dólares en Amazon.com, del maestro internacional Angus Dunnington, es un curioso libro de ejercicios de ajedrez, pues aquí no hay soluciones a problemas de táctica, no hay geniales combinaciones, nada de eso. Aquí se busca aprender sobre maniobras posicionales, aquellas que en algún sentido dan ventajas de largo plazo.

El libro contiene 150 posiciones a resolver, de dificultad variada. El autor ha hecho un interesante trabajo, pues presenta una gama de ideas posicionales. Cada posición se acompaña de algunos tips para entender más la posición a resolver (aunque de nuevo habrá críticas a esto, pues de nuevo, le dan una ayuda al jugador que nunca tendrá en el tablero, en la partida de torneo). Estas pequeñas ayudas se suplementan con una sección llamadas “Ask a Grandmaster” (pregúntale a un gran maestro). Las soluciones tienen notas explicatorias y las variantes correspondientes. Al lector se le otorgan puntos dependiendo del número de ideas halladas y qué tantas ayudas tuvo que consultar.

El libro de Dunnington es sin duda un buen reto para el ajedrecista, pues el lector se fuerza a considerar un tipo de posiciones en donde hay que buscar qué hacer, en lugar de esperar hallar un sacrificio sorprendente o un triunfo en un par de jugadas. Los beneficios de analizar este tipo de posiciones sin duda favorecerán el entendimiento del ajedrecista en esta dura labor que significa el ajedrez posicional.

Tal vez lo que deja qué desear es el sistema de puntos y cómo Dunnington califica a los lectores. Hubiese sido mejor dar una evaluación en términos de rating de ajedrez, por ejemplo, “”la solución correcta de este ejercicio es de alguien de fuerza 2200”, a dar “10 puntos por este ejercicio”. Igualmente, la sección “Pregúntele a un gran maestro”, no parece ser tan útil pues en ocasiones lo que ahí dice no parece ser de mucha ayuda: “Momento de darle la vuelta al tablero” ¿Qué clase de consejo es ése? Quizás si nos olvidamos de este sistema de calificación y vemos las posiciones para analizarlas nada más, el libro pueda ser considerado como muy beneficioso para el jugador de torneo.

Can you be a Positional Chess Genius?, Everyman Chess 2002, 144 páginas, $24.95 dólares (Amazon.com), MI Angus Dunnington.

Comentarios