Suman seis los muertos por descarrilamiento de “La Bestia” en Tabasco

VILLLAHERMOSA, Tab. (proceso.com.mx).- Seis muertos y 22 heridos es el saldo del descarrilamiento del tren de carga conocido como La Bestia, ocurrido a la altura de la ranchería La Tembladera del municipio de Huimanguillo, Tabasco, reportó Protección Civil del estado.

El accidente ocurrió alrededor de las 3:00 de la madrugada. Los heridos fueron trasladados al Hospital Regional de Las Choapas, Veracruz, lugar más cercano al lugar del descarrilamiento.

La dependencia indicó que el sitio del accidente se encuentra muy retirado de la carretera y sólo se puede llegar en lanchas, lo que dificultó las labores de rescate en las que participó personal de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y paramédicos de Protección Civil de Tabasco y Veracruz, con herramientas como “quijadas de la vida”.

Los heridos fueron trasladados en helicópteros a hospitales principalmente del sur de Veracruz.

Las autoridades veracruzanas dieron a conocer los nombres de 14 de los 16 lesionados por el descarrilamiento, así como del hondureño Rubén Gómez Aguilar, de 40 años, quien perdió la vida.

Las siguientes personas permanecen internadas en el Hospital Regional de Las Choapas, Veracruz: José Manuel Ponce Ponce, Wilbert Javier Martínez, Marco Antonio Martínez López, Francisco Javier Quiroz Bustillos, Perla Trinidad Flores Pérez, José Noel Reyes Santamaría, Amílcar Rafael Soto Murillo, Baurilio Ramírez Flores, David Rivera González, Adalid Urbina Tobías y José Leonel Lorenzo Rodríguez.

En Coatzacoalcos fueron hospitalizados Darlin Adriel Valles Vanegas, Manuel Guerrero Savillón y Nieves Nava Flores.

Entre los rescatados se encuentran Noé Santa María Reyes y Niversa Flores Amaya, de 22 y 25 años, así como Douglas Javier Venegas, José Manuel Saviñón, Darwin Valles Venegas y Rufino Aguilar Ferrera.

De acuerdo con la alcaldesa de Las Choapas, Jazmín Cano, son seis los indocumentados centroamericanos fallecidos y 22 los heridos por el descarrilamiento de La Bestia la madrugada de este domingo.

De los 12 furgones de La Bestia, ocho se volcaron entre la comunidad de Francisco Rueda, Tabasco y Las Choapas, Veracruz, cerca de Tancochapa, Veracruz, y el ejido La Tembladera de Huimanguillo, Tabasco.

El tren había pasado por la Villa Chontalpa, Huimanguillo, donde cerca de 250 centroamericanos lo abordaron.

Según las primeras investigaciones, el ferrocarril iba a exceso de velocidad y se topó con una zona debilitada por el robo de chatarreros.

El procurador general de Justicia de Tabasco, Fernando Valenzuela Pernas, informó que a las 3:15 horas le reportaron el accidente y desde ese momento se organizó la salida de peritos, ministerios públicos y Policía Ministerial para colaborar en el rescate y dar fe de los hechos.

El gobernador Arturo Núñez ofreció la colaboración de su gobierno para la repatriación de heridos y el traslado de los cuerpos de los fallecidos en el descarrilamiento.

Comentó que para ello entabló comunicación con las secretarías de Gobernación (Segob) y de Relaciones Exteriores (SRE).

Dijo que sobre los vagones de La Bestia viajaban por lo menos unos 250 centroamericanos, en su mayoría de nacionalidad hondureña.

Notificó que los lesionados fueron trasladados a hospitales de Las Choapas y Coatzacoalcos, Veracruz, debido a que el accidente se registró en la zona conocida como La Tembladera, del municipio tabasqueño de Huimanguillo, pero a sólo media hora de la entidad veracruzana.

Manifestó que, según reportes preliminares, el tren de la línea Chiapas-Mayab llevaba ocho furgones cargados de chatarra, por lo que existe la hipótesis que el exceso de peso provocó el colapso de las vías, así como el descarrilamiento.

Rubén Figueroa, dirigente del Movimiento Mesoamericano, explicó que La Bestia, propiedad de la empresa Maya Chiapas, sale desde Yucatán cada cuatro días con entre 15 y 20 vagones y en su paso por Tenosique, Tabasco; Palenque, Chiapas; Macuspana, Tabasco y Estación Chontalpa, Huimanguillo, levanta un promedio de 500 migrantes centroamericanos y de otras partes del mundo que ingresan a Tabasco por la Frontera Sur.

Dijo que el ferrocarril se ha vuelto peligroso porque vendedores de chatarra y fierro viejo quitan clavos y planchuelas a los durmientes de las vías, lo que las debilita y provoca accidentes como el ocurrido la madrugada de este domingo.

Comentarios