Andaban de parranda en Acapulco universitarios de Morelos “desaparecidos”

CUERNAVACA, Mor. (apro).- Los cinco estudiantes universitarios buscados por autoridades estatales de la zona centro del país no estaban secuestrados: se fueron de parranda al puerto de Acapulco, revelaron los padres de los jóvenes que llegaron hoy a sus casas.

Elías Tapia Bahena, José María Porcayo Villa, Jairo Radilla Bello, Carlos David Pérez Hernández y Eduardo Fajard, después de hacer contacto con sus familias en sus domicilios, se entrevistaron con el procurador estatal Rodrigo Dorantes Salgado, para ponerlo al tanto de lo ocurrido.

Los estudiantes de ingeniería arribaron después del mediodía a las instalaciones de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJEM) y se retiraron aproximadamente a las 15:00 horas. Sus padres partieron hora y media después.

Hermilo Tapia, padre de Elías Tapia Bahena, uno de los alumnos de la Facultad de Ciencias Químicas e Ingeniería, reveló a Apro que los jóvenes se habían ido de “parranda”.

“Se fueron de parranda por temor a que no les diéramos permiso, se fueron a Acapulco pero regresaron y están bien”, confirmó Herminio.

La “desaparición” de los estudiantes de ingeniería de la universidad estatal alertó a los estados de la zona centro, provocó indignación de la comunidad universitaria que preparaba una marcha para este martes, y generó críticas de la clase política al gobierno perredista.

Precisamente hoy el rector de la UAEM, Alejandro Vera Jiménez, exigió al gobierno del perredista Graco Ramírez asumir su responsabilidad para localizar con vida a los estudiantes.

En tanto, el mandatario aseguró que era un caso “aislado”, y que la desaparición de estudiantes “es una excepción a la regla, no es la regla”.

Preocupado, aseguró que la Procuraduría estatal estaba investigando e informaría con puntualidad de los avances.

Familiares y compañeros exigieron a la Fiscalía no criminalizarlos con una acusación que los vinculara al crimen organizado.

Los estudiantes convocaron a una marcha para este martes por la mañana. El plan era agruparse en la máxima casa de estudios de los morelenses, bajar por avenida Universidad; incorporarse a avenida Emiliano Zapata, bajar por calle Obregón, después acudir al chapitel de la iglesia del Calvario y de ahí llegar hasta el centro.

El gobierno del estado, en un comunicado, informó que a pesar de que los universitarios están bien, seguirá abierta la carpeta de investigación para aclarar lo ocurrido.

Comentarios