“El Yugo Zeta” en Coahuila: control de penales, secuestros, matanzas, quema de cuerpos…

Menor es violada pero el MP desestima la denuncia “porque no opuso resistencia”

GUANAJUATO, Gto. (apro).- Una joven de San Luis de la Paz acudió con su madre al Ministerio Público a denunciar la violación de que fue víctima la madrugada del domingo 20 por dos hombres que la sacaron de un antro donde estaba con una amiga.

Una funcionaria de la Procuraduría local dijo a la víctima que posiblemente no podrían hacer nada “porque ella se había ido voluntariamente” con los agresores.

Respaldada por su madre y una trabajadora social que la acompañó al MP, tras ser revisada en una clínica del Seguro Social y revelar el abuso de que fue víctima, la muchacha acudió a medios de comunicación para pedir que las autoridades atiendan su caso.

De acuerdo con la denuncia pública hecha al portal Zonafranca, Ana Karen, de 17 años y empleada de una fábrica de calzado, acudió en la noche del sábado a una fiesta de 15 años, tras la cual salió con una amiga a un antro llamado Mr. Cactus, donde ingirió bebidas alcohólicas que le fueron vendidas a pesar de ser menor de edad.

Ahí conoció a un hombre, Armando, con quien salió del establecimiento. El sujeto la subió a un automóvil y la llevó a una vivienda, donde se presentó otra persona de nombre Carlos.

Ambos la obligaron a sostener relaciones sexuales contra su voluntad, pues aunque ella manoteó y forcejeó, la amenazaron con golpearla si no se sometía.

Más tarde la sacaron del inmueble y la condujeron a otro domicilio, donde continuaron abusando sexualmente de ella.

“Me dijeron que ya no hiciera nada, que no me defendiera. Después de que me agarraron bien feo y me agarraron del pelo, yo la verdad ya no hice nada. Ya del miedo dejé que me hicieran lo que quisieran”, contó Ana Karen a la reportera de Zonafranca.

En la mañana del domingo, los dos sujetos dejaron a la muchacha en la central de autobuses de San Luis de la Paz. Ella se presentó a su trabajo el lunes, pero al sentirse indispuesta acudió a una clínica del IMSS, donde informó lo que le había pasado.

Fue entonces que la trabajadora social de la clínica la llevó a la agencia del MP para interponer la denuncia por violación.

La titular de la Unidad de Investigación de Delitos Graves en esa oficina, María Victoria Sánchez González, levantó la denuncia 22194/2013, pero puso en tela de juicio la violación, al señalar que como ella no opuso resistencia y se fue por su propia voluntad con Armando, sería difícil consignar el caso.

De todos modos, la joven fue examinada por un médico legista para certificar las lesiones causadas por los agresores, y posteriormente se le trasladó a Celaya para que fuera atendida con un tratamiento preventivo ante posibles enfermedades de transmisión sexual.

La madre de Ana Karen expresó su molestia por la forma en que fue tratada en la agencia del MP, y respaldó a su hija ante el abuso del que fue víctima.

Además, solicitó a las autoridades implementar los mecanismos de protección para la joven, quien está temerosa de que sus agresores la busquen.

Hasta el momento, a Ana Karen no se le ha canalizado a terapia psicológica, y tampoco se ha dictado alguna medida de protección a su favor.

Comentarios