Oaxaca: autorizan recursos a museo tras anuncio de su cierre

OAXACA, Oax. (apro).- Por el desinterés gubernamental y su “insostenible” situación financiera, los pintores Rubén Leyva, Luis Zárate y José Villalobos anunciaron el cierre del Museo de Arte Contemporáneo de Oaxaca (MACO).

El gobierno de Gabino Cué no había podido darle recursos en 11 meses… pero tras este anuncio, en media hora, autorizó dos millones de pesos, con lo que se diluyó la posibilidad del cierre definitivo del MACO, el espacio cultural de referente en el estado.

Aunque se solucionó momentáneamente el problema financiero, se profundizaron las diferencias entre los Amigos del Museo de Arte Contemporáneo de Oaxaca con el pintor Francisco Toledo.

Después del anuncio de Leyva, Zárate y Villalobos, Francisco Toledo emitió un comunicado: “(Manifiesto) nuestro total desacuerdo con la decisión de poner en riesgo la existencia del museo y con el hecho de que no nos hayan tomado en cuenta para este planteamiento.

“Informamos que no fuimos consultados quienes firmamos este documento: el fundador (Francisco Toledo) y demás miembros del patronato del Museo (Graciela Cervantes, Claudina López y Ramón Jiménez)”.

Los dos millones de pesos serán destinados a la conclusión de proyectos culturales y a sufragar los déficits ocasionados por el calendario de exposiciones presentadas en el museo durante 2013.

La Secretaría de las Culturas y Artes de Oaxaca (Seculta) indicó que los recursos fueron entregados a la mesa directiva de la Asociación Amigos del Museo.

Rubén Leyva, Luis Zárate y José Villalobos, así como la directora del MACO, Cecilia Mingüer, realizaron una conferencia para quejarse de que “ante la indiferencia del gobierno del estado, el museo cumplió 11 meses sin subsidio. La Asociación Civil Amigos del MACO declaramos que su situación financiera es insostenible y por ello nos vemos obligados a plantear a la comunidad artística local y nacional, el cierre del museo”.

En la carta fechada el 20 de noviembre, los pintores resaltaron que durante ese periodo, el MAC, ha cubierto de manera responsable sus compromisos, que incluyen 25 exposiciones temporales, 28 actividades paralelas, así como el pago al día de salarios, prestaciones y obligaciones fiscales”.

“Hemos agotado todos los caminos institucionales sin más resultado que el desinterés del aparato gubernamental por el museo”, añadió.

Precisaron que el MACO ha logrado cumplir con su función museística a partir de las aportaciones de Amigos del MACO, el pequeño subsidio del Instituto Nacional de Bellas Artes y donativos a través de la tienda del mismo museo.

Hicieron hincapié en que “en este momento, el MACO tiene un déficit que no le permite hacer frente a sus compromisos”.

De ahí que pidieron al gobierno del estado que “asuma su responsabilidad con el MACO, uno de los museos de más relevancia del país y de mayor compromiso con su comunidad”.

En la conferencia, reconocieron que con los dos millones que les entregaron se “soluciona la deuda que enfrenta el museo, que tiene 22 años de existencia, realiza en promedio 16 exposiciones y 30 actividades anuales, pero además recibe unos 30 mil visitantes al año.

Luego de rechazar que se busque la privatización del museo y de que existan diferencias con el fundador del MACO, Francisco Toledo, insistieron en que para la operación del museo requiere de un subsidio de 6 millones de pesos, para el pago de una nómina de 500 mil pesos al mes.

Algunos intelectuales cuestionaron esta acción, porque pareciera que fue orquestado por algunos “enemigos de Gabino para aguar su fiesta del Congreso Mundial de las Ciudades Patrimonio que se realiza en esta capital”.

Quienes apoyaron esta manifestación aseguraron que este era el único momento en el que el gobierno podría hacerles caso.

 

Comentarios