Ahora Alejandra Sota y Fidel Herrera se desmarcan de la lista de los más corruptos

MÉXICO, D.F., (apro).- La exvocera presidencial Alejandra Sota y el exgobernador de Veracruz, Fidel Herrera, se desmarcaron cada uno por su lado de la lista de los 10 mexicanos más corruptos difundida por la revista Forbes.

Sota subió a su cuenta de Twitter dos cartas –una en inglés y la otra en español–, en las que advierte que la corrupción no es cuestión de percepciones sino de hechos.

“Como lectora de Forbes fue indignante leer un blog con tan poco apego a los estándares de calidad periodísticos más elementales como el firmado por la señora Dolia Estévez bajo el título ‘Los 10 mexicanos más corruptos de 2013”.

El artículo –dice– no hace más que desprestigiar la tradición que Forbes ha construido al emplear métodos de investigación periodística serios para crear listas que se han convertido en fuente primaria para el análisis de diversos temas”.

La becaria del programa Edward Mason en la Universidad de Harvard prosigue:

“El artículo se basa en supuestas opiniones de un número indeterminado de fuentes anónimas en lugar de considerar hechos susceptibles de ser demostrados y acusaciones sujetas de ser probadas. En la nota, su colaboradora refiere haber usado información proveniente de académicos y colegas. Esa metodología carece de rigor profesional y periodístico. La corrupción no es una cuestión de percepciones, es un asunto de hechos”.

Asimismo, afirma que Estévez “no puede explicar cómo llegó a sus conclusiones, probablemente su historia no es producto de una investigación sólida, sino que se trata de una opinión política sin soporte alguno”.

Y remata:
“La investigación citada sobre mi desempeño como servidora pública se basa únicamente en lo que ha sido publicado en la prensa y no en un proceso administrativo, ya no se diga penal. El blog me acusa sin ofrecer prueba alguna. Mi reputación ha sufrido un daño considerable y Forbes ha sido utilizada como un instrumento de una revancha política”.
El exgobernador veracruzano Fidel Herrera también hizo llegar una carta a los directivos de Forbes, a quienes pidió una rectificación porque argumentó que su conducta siempre ha estado “ajustada a la ley”.

Además, reitera que nunca ha tenido con Francisco Pancho Colorado, un empresario condenado en Estados Unidos por sus presuntos vínculos con el narcotráfico.

“El juicio de la corte de Distrito Oeste de Texas, en Austin, en abril de este año, en contra de Francisco ‘Pancho’ Colorado, con quien nunca tuve trato alguno, ha puesto en limpio mi conducta siempre ajustada a la ley”, sostiene el priista en una misiva enviada a la revista Forbes.

En su carta, Herrera solicita a la revista “aclarar la información contenida en el artículo ‘Los 10 más corruptos de México en 2013’ en www.forbesmagazine.com, donde de manera infundada la periodista Dolia Estévez afecta mi reputación con señalamientos carentes de veracidad”.

El exgoberndaor de Veracruz afirma que es respetuoso del ejercicio periodístico, pero cuando hay daño moral grave, apunta, “debe proceder la rectificación, sobre todo en un medio tan prestigiado como su revista”.

Ayer, el extitular de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), Genaro García Luna, y el exgobernador de Tamaulipas, Tomás Yarrington, también enviaron cartas a la revista Forbes, deslindándose de la lista de los 10 políticos más corruptos, entre los que figuran personajes como Raúl Salinas de Gortari, Elba Esther Gordillo, Carlos Romero Deschamps y Humberto Moreira, entre otros.

Comentarios