Denuncia Mireles amenazas de líderes comunitarios que colaboran con Castillo

MÉXICO, D.F. (apro).- José Manuel Mireles, líder de las autodefensas en Tepalcatepec, reveló hoy que las amenazas hacia su persona se han recrudecido y hasta identificó la procedencia de las últimas de ellas: dos líderes comunitarios que colaboran con el comisionado para la seguridad de Michoacán, Alfredo Castillo.

En entrevista con Noticias MVS primera emisión, reveló que, como medida precautoria, se dio a la tarea de grabar un video que hará llegar a la periodista Carmen Aristegui en caso de que se materialicen las amenazas de muerte en su contra.

“Tengo amenazas de muerte por dos de esas tres personas (que se reúnen con Castillo), no tengo quién me proteja, tengo que moverme con muchas reservas, ahora el temor más grande es contra mi propia gente y también del gobierno.

“No tan sólo tengo amenazas de Los Caballeros, también de mis propios compañeros, que han hecho arreglos ellos con el gobierno federal (…) Hay una videograbación, si algo me llega a suceder, ahí están los nombres de la gente que pudiera hacerme daño”, reveló Mireles.

El líder de autodefensas atribuyó esas amenazas a que está entre los que estorban por oponerse a que haya otro cártel en Michoacán.

“Le tengo temor al estado y también al gobierno federal. A estas alturas, ya tenemos dos grupos de autodefensas en Michoacán: los que queremos que se limpie del crimen organizado y los que andan detrás de lo que avanzamos, para hacer negocio con la gente”, dijo.

Es ahí, en esa división que ha surgido, donde necesitan el apoyo del gobierno del estado y del federal porque “muchos municipios no sólo están contaminados con presidentes municipales templarios, sino con jefes templarios disfrazados de autodefensas”, alertó.

Mireles reprochó al comisionado federal para la seguridad del estado la exclusión de la mayoría de los líderes en las acciones para “limpiar” a la entidad.

A las reuniones, dijo, sólo llevan a dos o tres, a los que nombran coordinadores y toman decisiones sin tomar en cuenta a los 34 líderes que iniciaron el movimiento de autodefensas.

“A estas alturas ya tenemos dos grupos de autodefensa en Michoacán: los que queremos que se limpie del crimen organizado y los que andan detrás de lo que avanzamos, para hacer negocio con la gente”, acusó en entrevista con Noticias MVS, primera emisión.

Envió un mensaje a Castillo:

“Él no es nadie para nombrar, quitar o poner coordinadores generales como es lo que ha intentado hacer”.

Mireles comentó que él ya no es requerido en las reuniones con el comisionado federal. “No me quiere (Castillo) en sus reuniones porque todo lo publico”, consideró.

Y le recordó:

“Quiero decir que la coordinación general no son tres personas, somos 34 los líderes naturales y las decisiones que quiera tomar tiene que reunirse con los 34 coordinadores. No es Castillo quién para decir ‘quítenme a éste’”.

El médico cirujano reconoció el trabajo que realiza la federación en la entidad pero señaló que las autodefensas no quieren que se les ignore o se les haga a un lado.

Recordó que fueron ellos quienes le proporcionaron la información necesaria a las autoridades para dar con El Chayo y reiteró que saben dónde se encuentra Servando Gómez La Tuta.

Incluso, reveló que están por definir si las propias autodefensas se lanzan a capturarlo sin avisarle al gobierno federal.

“No sabíamos qué deberíamos hacer, si hablarle al gobierno federal o nosotros mismos tratar de capturarlos, porque van a decir que fue operativo de ellos, cuando somos (las autodefensas) los principales rastreadores”, sostuvo.

Mireles criticó que ahora ni siquiera se refieren a ellos como autodefensa sino como “ciudadanos organizados”, o “denuncia ciudadana”.

“Que le quede claro (a Castillo) que las autodefensas no son las tres personas con las que se reúne a tomar decisiones, somos todos los municipios que estamos levantados en armas”, subrayó.

El líder comunitario se refirió al movimiento como “una mesa redonda” en la que a veces alguien toma decisiones pero no hay una cabeza visible.

De cualquier forma informó que viajó a Apatzingán para solicitar una carta de antecedentes penales, con la finalidad de evitar que le suceda lo mismo que al líder de autodefensas de La Ruana, Hipólito Mora.

“Me advertían que si tenía algún delito iba a quedar detenido. Acepté, me dieron mi carta de que no tengo antecedente ni orden ni nada, porque no me gustaría que me hicieran lo mismo que Hipólito, que me sacaran 35 expedientes de algo que no hice.

“No quiero justificar, si cualquiera tiene una orden de aprehensión, nosotros no solapamos delincuentes incluyéndome a mí, por eso ya saqué ese documento, tenemos ese temor ya no sólo de los Templarios, sino del gobierno federal, y de algunos compañeros a los que estamos pisándole los callos”, abundó.

También expresó sus dudas en el caso de los miembros de autodefensas detenidos por su presunta participación en el asesinato del alcalde de Tanhuato, Gustavo Garibay García.

“El señor Enrique (Hernández, líder de autodefensa de Yurécuaro, señalado como presunto autor intelectual del asesinato del edil) estaba haciendo muy bien su trabajo, ya había reportado que tuvieron detenido a uno de los principales sicarios de la región que era el que pagaba la nómina de los funcionarios del gobierno del estado de Michoacán.

“(…) ahora con pretexto de que traían armas lo detienen a él y su grupo… está bien, pero que sean cosas verídicas y justificables”, pidió Mireles.

Calificó a Enrique Hernández como una persona seria y honesta, por lo que dijo tener sus reservas en el caso y pidió esperar a que concluyan las investigaciones.

En cuanto a Hipólito Mora, comentó que sólo saben que continúa en prisión, que está tranquilo y les ha dicho que “tiene esperanza absoluta en que va a salir libre cuando termine este juicio”.

“Está ahorita bien protegido (Hipólito Mora) con los abogados que lo apoyan, tiene sus temores, por su familia, por él mismo, (pero) él sigue siendo uno de los líderes morales del movimiento”, sostuvo Mireles Valverde.

Comentarios