Admite la CIDH sólo 10 de 660 solicitudes de apoyo de México en 2013

MÉXICO, D.F. (apro).- La Organización de Estados Americanos (OEA) dio a conocer su reporte anual, en el que destaca que México encabeza la lista de países latinoamericanos que más solicitudes de intervención hace llegar a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

De acuerdo con los datos estadísticos contenidos en su informe anual 2013, México promovió 660 solicitudes de un total de 2 mil 61 presentadas por las naciones del continente, lo que representa 32% de las promociones que llegaron a la CIDH por parte de víctimas de violaciones a derechos humanos. A México le siguieron Colombia, con 328 solicitudes, y Perú con 201.

Pese al alto número de peticiones de los 35 Estados miembros de la OEA, el organismo de derechos humanos sólo admitió 123 peticiones, 10 de ellas originadas en México. El organismo admitió a trámite, más quejas de Colombia (25), Perú (16) y Chile (15).

Con el secretario de ejecutivo de la CIDH y un comisionado originarios de México, Emilio Álvarez Icaza y José de Jesús Orozco, este país acumula también el mayor número de peticiones no aceptadas a trámite en 2013, con 128 negativas, seguido de Colombia con 122, y Perú con 90.

México también encabeza a los Estados del continente con el mayor número de peticiones pendientes de estudio, que a finales de 2013 alcanzaban mil 806, de las 8 mil 548 solicitudes rezagadas que tiene la CIDH.

Igual que en los rubros anteriores, en el rezago le siguen a México, Colombia (mil 614) y Perú (mil 62), aunque también a países como Argentina (870) y Chile (613), que tienen un número importante de solicitudes pendientes de ser atendidas.

Aunque México encabeza a los países con mayores peticiones, no es así en el rubro de admisibilidad de las peticiones y los informes de fondo, que es la etapa en que las solicitudes de intervención “satisfacen los requisitos” de la Convención Americana para darles seguimiento y emitir recomendaciones a los estados.

En ese punto, quien lidera es Perú, con 331 casos, seguido de Colombia con 278, Argentina con 232, Ecuador con 131 y en cuarto lugar México con 119.

Sin embargo, en el cuadro referente a las peticiones de medidas cautelares, México una vez más aparece en el informe de 2013 a la cabeza de las solicitudes, con 85, de las cuales el organismo sólo otorgó tres. La CIDH recibió 400 peticiones y otorgó 21.

De acuerdo con el documento entregado por la presidenta de la CIDH, Tracy Robinson,  al Comité de Asuntos Jurídicos y Políticos del Consejo Permanente de la OEA, entre los ocho casos promovidos y admitidos por el organismo internacional destacan los relacionados con desapariciones forzadas durante la guerra contra el narcotráfico, identificado el caso como el de Nitza Paola Alvarado Espinoza y otros, referente a la desaparición forzada de tres jóvenes de Chihuahua por militares; el de la familia Cruz Guzmán, desaparecidos durante la guerra sucia en Michoacán. La CIDH también admitió a trámite el caso de la muerte de la activistas Digna Ochoa y Plácido.

Entre los informes de fondo correspondientes a México presentados en 2013 destaca el de Paloma Angélica Escobar Ledezma, sobre mujeres desaparecidas en Ciudad Juárez, Chihuahua.

En el informe de 2013 también se da cuenta de tres documentos enviados por la CIDH al Estado mexicano para solicitar información sobre el pueblo y comunidad Binnizá, en julio de ese año; sobre las “agresiones y detenciones en manifestaciones sociales”, en octubre, así como “información actualizada sobre los avances de la implementación y operación del mecanismo de protección de personas defensoras y periodistas”, en noviembre.

Comentarios