Exigen a Congreso de Nuevo León revertir ley antiaborto

MÉXICO, D.F. (apro-cimac).- Activistas, feministas y legisladoras federales exigieron a diputados del PRI del Congreso de Nuevo León desechar en segunda vuelta la iniciativa del panista Francisco Treviño que “protege la vida desde la fecundación”, con lo que criminaliza a las mujeres por ejercer su derecho al aborto legal.

Con una protesta frente a la representación del gobierno neoleonés en esta capital, feministas y activistas que integran el Pacto por la Vida y la Libertad de las Mujeres y la Red por los Derechos Sexuales y Reproductivos en México (Ddeser) demandaron al PRI fijar su postura respecto al aborto y no aliarse “en lo oscurito” con la Iglesia católica para violentar los derechos femeninos.

Tras desplegar pancartas y cerrar simbólicamente la entrada de la representación con siluetas de cartón con la imagen de diputados locales, una comisión ciudadana se reunió con Adriana Ramos Vizcaíno, encargada de despacho de la oficina de la representación de Nuevo León en el DF.

Adriana Jiménez Patlán, coordinadora de Ddeser; Julia Escalante, consultora legal de Ipas-México; Daptnhe Cuevas, directora de Consorcio para el Diálogo Parlamentario y la Equidad, y fray Julián Cruzalta, asesor de Católicas por el Derecho a Decidir, presentaron a la funcionaria su exigencia de que el gobernador Rodrigo Medina de la Cruz se pronuncie contra la iniciativa aprobada en primera instancia el pasado 28 de mayo.

Asimismo, las activistas demandaron al Ejecutivo estatal exhortar a los diputados de su partido, el PRI, a no avalar la propuesta con una segunda votación prevista para un eventual periodo extraordinario de sesiones este mes de junio.

Martha Tagle, exdiputada federal por Movimiento Ciudadano, contó a esta agencia que la funcionaria en un principio pretextó que el gobernador Medina de la Cruz “no tenía nada que ver, pues era un asunto del Congreso”, a lo que las activistas reviraron que el partido mayoritario en el Congreso y que tiene la oportunidad de dar marcha atrás a la iniciativa es el PRI, “el partido del gobernador”.

Además –abundó– se le expuso a la representante del gobierno de Nuevo León las legislaciones similares aprobadas en 16 entidades y que contaron con el apoyo del PRI.

Le explicaron cómo “la protección de la vida desde la concepción y fecundación” avalada en varios estados derivó en la criminalización de las mujeres, el incremento de abortos inseguros y cómo estas medidas violentan los derechos humanos y las garantías mínimas de las mujeres.

De acuerdo con informes de organizaciones civiles como el Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE), tales reformas trajeron como consecuencia un aumento en el número de mujeres presas por abortar.

GIRE precisó que “en el peor de los casos” las mujeres procesadas enfrentan la reclasificación del delito y son sentenciadas hasta con 27 años de cárcel por “asesinato en razón de parentesco”.

Según Martha Tagle, el PRI está ante la oportunidad histórica de definir su postura frente al aborto y materializar el discurso que enarbola de que está a favor de las mexicanas.

“Se supone que son un partido liberal, que dentro de sus filas hay mujeres que se han definido como feministas y que como parte de su ideología está el respeto a las libertades de las mujeres, pero siempre han jugado una figura ambigua durante las votaciones”, sostuvo.

Añadió que la discusión de la iniciativa en Nuevo León es una oportunidad para que el presidente Enrique Peña Nieto defina de qué lado está, si en el de las mujeres o en contra de ellas, “porque no podemos permitir que a veces sí y a veces no (se les apoye)”.

Tagle informó que la representante del gobierno neoleonés se comprometió a hacer del conocimiento del gobernador las manifestaciones y a hacer todo lo posible para que reciba a las activistas y feministas el próximo viernes.

Una vez finalizada la protesta, la diputada federal del PRD por Nuevo León,  Socorro Ceseñas Chapa, expresó que se sumará a las campañas de rechazo a la iniciativa y promoverá diferentes exhortos y llamados desde el Congreso de la Unión.

Al expresar que los diputados de Nuevo León parecen “estar haciendo pactos en los oscurito” con grupos como Provida o religiosos,     las manifestantes reiteraron su total respaldo a las organizaciones locales (a quienes se les ha impedido el acceso al Congreso estatal) y anunciaron que las protestas en todo el país no cesarán, pues no permitirán que “el PRI haga pactos con la Iglesia para violentar los derechos de las mujeres”.

Comentarios