Ordena el Vaticano retirar del sacerdocio al pederasta Eduardo Córdova

MÉXICO, D.F. (apro).- El arzobispo de San Luis Potosí, monseñor Jesús Carlos Cabrero Romero, deberá hacer público en cualquier momento el decreto por medio del cual el Vaticano retiró definitivamente del sacerdocio al cura Eduardo Córdova Mendoza, luego de encontrarlo culpable de abusar sexualmente de aproximadamente 100 menores de edad.

Con ese decreto entra en vigor automáticamente la sanción canónica contra Córdova Mendoza, quien se desempeñaba como sacerdote en esa arquidiócesis y actualmente se encuentra prófugo de la justicia civil.

Según el derecho canónico, con la publicación del dictamen se da por notificada la sanción, sin necesidad de ubicar físicamente al inculpado, quien tendrá 60 días para apelar la resolución o presentar un recurso ante los tribunales del Vaticano, los mismos que impusieron a Córdova la “dimisión del estado clerical”, al hallarlo culpable de actos de pederastia.

Fuentes de la santa sede informaron a la agencia Notimex que tras el fallo de los tribunales eclesiásticos, corresponde ahora al arzobispo de San Luis Potosí emitir públicamente dicho decreto.

El castigo contra el sacerdote pederasta no requirió la aprobación del Papa Francisco, pues se trata de una “sanción ex officio”, producto de un proceso administrativo que no requiere la intervención papal.

El pasado 23 de abril la Arquidiócesis de San Luis Potosí impuso a Córdova Mendoza la suspensión de sus funciones y atribuciones ministeriales, a instancias del propio Vaticano.

Dicha suspensión, que trascendió a finales de mayo, no fue más que una medida cautelar –impuesta porque las acusaciones contra el clérigo tenían fuertes indicios de verosimilitud– aplicada por los tribunales de la Santa Sede mientras concluía el procedimiento.

La conclusión del proceso contra el inculpado se dio pocos días después de la visita “ad limina apostolorum” que los obispos mexicanos realizaron a Roma y en cuyo último grupo estuvo justamente Cabrero Romero.

Indignación católica

En las redes sociales comenzaron a circular versiones sobre supuestos preparativos para agredir al arzobispo Jesús Carlos Cabrero Romero, este jueves 4, durante una valla de oración.

Sin embargo, Martín Faz Mora, portavoz de Pro Defensa de las Víctimas de Pederastia, desmintió tales las aseveraciones. “Eso es totalmente falso”, dijo.

En el aviso se convoca a los creyentes a formar una valla de oración para proteger al arzobispo, porque supuestamente el grupo que encabeza Faz Mora pretende agredirlo.

“Todo es falso y creemos que se trata de uno de esos grupos de choque ultraconservadores que quieren crear un ambiente de crispación, pretendiendo hacernos parecer como un grupo anticatólico, cuando las víctimas son católicos.”

Faz mostró su preocupación de que estas convocatorias tengan como fin provocar enfrentamientos entre ellos mismos.

Dijo que esta situación ya fue hecha del conocimiento de las autoridades civiles, que son quienes deben ofrecer seguridad a las víctimas y a quienes acompañan en la demanda penal.

Comentarios