Salario mínimo en México, en el umbral de la pobreza extrema: Cepal

MÉXICO, D.F., (apro).- La secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), la mexicana Alicia Bárcena, aseguró que México es el único país de la región en donde el salario mínimo se encuentra por debajo del “umbral de la pobreza extrema”.

“Aquellos que reciben dos salarios mínimos tienen una remuneración ligeramente superior al umbral de la pobreza extrema”, agregó en un mensaje grabado que se proyectó en la inauguración del “Foro Internacional: Salarios Mínimos, Empleo, Desigualdad y Crecimiento Económico”, organizado por el Gobierno del Distrito Federal.

La funcionaria comentó que, en comparación con México, en Costa Rica el salario mínimo triplica el ingreso equivalente al umbral de la pobreza 3.18 veces.

Agregó que el nivel del salario que existe en nuestro país –67.52 pesos en la zona “A”, que comprende el DF, Guadalajara y Monterrey, y 63.77 en la “B”–, impacta en la estructura de la estratificación social del país.

Según la Cepal, en México casi 14% de los ocupados reciben un salario inferior al mínimo, mientras que dos de cada cinco personas que se ubican en la economía formal perciben dos salarios mínimos “cuando mucho”.

Además, dijo, la pérdida de casi 70% de poder adquisitivo real del salario mínimo y su posterior estancamiento ha sido un proceso acumulativo desde 1980.

Peor aún, en la última década, en todos los países de la región, excepto en México se ha vivido un proceso de recuperación de los salarios mínimos. Por ejemplo, continuó, en Brasil, Argentina, Uruguay y Chile la mejora de salarios mínimos se ha traducido en la caída de la desigualdad, sin afectar el empleo ni la informalidad; por el contrario, ha promovido la igualdad, el consumo masivo y el crecimiento.

Debate, no es asunto de popularidad

El pasado 30 de julio representantes del gabinete económico del gobierno de Miguel Ángel Mancera informaron que preparan una propuesta para aumentar al menos 20 pesos –de 67.52 a 87 pesos– el salario mínimo a partir del 2015 y que éste se incremente paulatinamente durante una década hasta alcanzar los 171 pesos.

Este martes, durante la inauguración del Foro, Rafael Avante Juárez,  subsecretario del Trabajo y Previsión Social, fijó la postura del gobierno federal en relación con la iniciativa de Mancera, para analizar el aumentar al salario mínimo en el país.

Dijo:

“El debate y el análisis de salario mínimo se tiene que hacer al margen de las ideologías, al margen de las posturas políticas y no es dable ni permisible que nadie pretenda capitalizar electoralmente un tema  tan importante para los mexicanos ni hacer del ingreso de los mexicanos una veda política”, afirmó.

En representación del secretario Alfonso Navarrete Prida –quien no acudió porque “está fuera del país”–, el funcionario federal agregó que el tema “no es un asunto de partidos políticos, es un asunto de factores de la producción. No es un asunto de popularidad ni de encuestas electorales, es un asunto de variables económicas concretas y de efectos positivos y reales en la economía de los ciudadanos y de todos los mexicanos”.

Por ello, solicitó un análisis con “mucha prudencia y cuidado” y “absoluta seriedad” para “no repetir errores del pasado”.

Avante Juárez aclaró que el debate “no se trata de enfrentar posturas, se trata de llegar a conclusiones y de juntos encontrar la mejor forma de propiciar un beneficio real y concreto en los bolsillos de las familias mexicana y no simplemente generar expectativas que mañana terminen repercutiendo en perjuicio de eso que pretendíamos enterrar”.

“No ignorar lo que pasa en el país”

El rector de la UNAM, José Narro, celebró la iniciativa de Mancera de poner en la mesa un tema medular, pero pidió a los participantes llegar a “propuestas inteligentes, razonables, sensatas, responsables y que vayan al fondo de los problemas”.

En su mensaje, destacó que no se puede “ignorar lo que pasa en el país, lo que no podemos hacer, porque sería absolutamente irresponsable, es actuar como si todo estuviera bien, como si no hubiera pobreza, como si no hubiera desigualdad, como si las tasas de crecimiento fueran las que queremos tener, como si la calidad del empleo que tenemos en el país es el que requiere nuestro país”.

Llamó a los gobiernos federal y local, la academia, los sindicatos y los expertos a tomar decisiones “con la participación de todos” y no sólo pensar en las condiciones macroeconómicas sino “de lo que sucede en el bolsillo de cada uno de los mexicanos”.

Narro Robles pidió que las conclusiones del foro ayuden a generar una condición que permita disminuir la desigualdad, resolver de falta de escolaridad y de salud. Una situación, recalcó, que “permita asegurar que no estamos incubando el huevo de la serpiente que nos va en 10, en 20 o en 30 años a explotar en este país”.

El jefe de Gobierno del DF, Miguel Ángel Mancera, reconoció que el rezago en materia de salario mínimo en el país ha provocado la pérdida de 77% del poder adquisitivo de los mexicanos, pues hoy sólo pueden comprar 23% de lo que podían en los años 70.

Por ello, pidió a los sectores productivos, la academia, políticos y laborales del país, a construir un “diálogo abierto y bien fundado” sobre el tema. Dijo que “el salario debe ser reflejo del mérito del trabajador y no una unidad de medida”.

Asimismo solicitó romper “prácticas inerciales” y permitir una economía “donde México deje de ser un referente negativo y se convierta en un país de progreso y desarrollo desde la base de los ingresos de los trabajadores con un salario mínimo remunerador y acorde a lo que se requiere”.

Respecto de las críticas de líderes de partidos políticos, como Gustavo Madero, del PAN, Mancera Espinosa dijo que “aunque pudiéramos diferir, es cierto que coincidimos en que el salario mínimo es un tema central del presente, del futuro y de la nación”.

El Foro Internacional: Salarios Mínimos, Empleo, Desigualdad y Crecimiento Económico, se desarrolla este martes y miércoles en el auditorio del Museo Nacional de Antropología e Historia, con la participación de economistas, juristas, sociólogos, historiadores y legisladores nacionales e internacionales.

Según los organizadores, las conclusiones serán incorporadas a la propuesta de elevar el salario mínimo que Mancera presentará a la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago) y el Congreso de la Unión.

Comentarios