Subestima Duarte labor de reportero levantado: “Es conductor de taxi y activista vecinal”, dice

XALAPA, Ver. (proceso.com.mx).- El gobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, minimizó la labor del reportero y activista social Moisés Muñoz Cerezo, “levantado” la noche del viernes en el municipio de Medellín de Bravo.

Según el político priista, se trata de un “conductor de taxi” y “activista vecinal”.

En entrevista, previo al homenaje luctuoso del exgobernador de Veracruz, Marco Antonio Muñoz, Duarte aseguró que se investiga intensamente para dar con “su paradero”, en donde “hay diversas líneas abiertas”, que incluyen al alcalde de Medellín, el panista Omar Cruz Reyes.

“Hay varias líneas de investigación y nuestra prioridad es localizarlo y poder recuperarlo”, destacó Duarte.

El fiscal de Veracruz, Luis Ángel Bravo, dijo que “cualquiera” que sea la profesión de Moisés Sánchez, la Procuraduría General de Justicia tiene la obligación de hacer las diligencias y dar con su paradero.

Jorge Sánchez, hijo del reportero secuestrado la noche del viernes por un comando de varios sujetos a bordo de tres vehículos, se quejó con periodistas de la zona conurbada Veracruz-Boca del Río que aunque Moisés Sánchez fue “levantado” de su domicilio a las 7 de la noche del viernes, fue tres horas después que elementos del Ejército y de la Policía Estatal Acreditable iniciaron la búsqueda formal.

Sánchez explicó que por sus últimas publicaciones, su padre había sido “advertido” que el alcalde de Medellín, el panista, Omar Cruz se encontraba visiblemente molesto, sobre todo por la difusión de información sobre la ola creciente de robos y asaltos en las congregaciones de El Tejar y Puente Moreno, así como la aparición de dos personas ejecutadas, precisamente el día que el edil del PAN rendía su primer informe de labores en diciembre pasado.

Moisés Sánchez edita de forma inconstante el semanario local “La Unión”. Su fuerza de penetración como opinión pública de los habitantes de El Tejar, Puente Moreno y Medellín radica en las redes sociales y en su cuenta de Facebook personal, desde donde daba cuenta de obras incumplidas, banquetas con baches, fugas de agua, así como de la organización de “guardias de seguridad” y de “vecinos vigilantes”.

Sánchez también se desempeña como un activista social para organizar en las colonias a los vecinos hartos de la inseguridad y de los atracos.

Moisés Sánchez también abastece de información y fotografías a reporteros de la nota roja de la zona conurbada Veracruz-Boca del Río.

Los ingresos para sostener a su familia provienen de manejar un taxi y tener una pequeña tienda de abarrotes. Por su activismo en colonias y por la publicación de “La Unión” no recibía pago alguno.

En correos electrónicos y en portales informativos de circulación nacional, la Red de Periodistas de a Pie ya condenó el secuestro del reportero veracruzano, a través de la etiqueta #MoisesSanchez y #¿DondeEstaMoisesSanchez?, pide a periodistas de todo el país y del extranjero presionar en las cuentas oficiales del ayuntamiento de Medellín (@HAytodeMedellin); del gobernador, Javier Duarte (Javier_Duarte) y del fiscal de Veracruz, Luis Ángel Bravo (@LuisAngelBravo) dar con su paradero.

El mensaje enviado a comunicadores de todo el país fue el siguiente:

“Empezamos el año jodidamente, con un colega de Veracruz privado de su libertad desde hace varias horas. Hasta ahora, no hay respuesta oficial (ni municipal, ni estatal, ni federal) y como ya sabemos, son horas cruciales en estos casos. En facebook se ha ido armando esta estrategia para hacer presión.

“A bombardear la cuenta de tuiter del @HAytodeMedellin, donde fue secuestrado esta noche el periodista y activista veracruzano‪ #‎MoisesSanchez, editor del periódico barrial La Unión. El periodista había denunciado grupos de autodefensas en el municipio de Medellín debido a la inseguridad y el presidente municipal (con historial de golpeador) estaba molesto. A exigirle a su twitter al gobernador @Javier_Duarte (viejo enemigo de los periodistas) y al procurador @LuisAngelBravo que lo entreguen vivo y sano”.

La organización Artículo 19 ya condenó el hecho y emitió un resumen informativo de las últimas noticias que había publicado Moisés Sánchez, así como la preocupación familiar que existe en el seno de la familia, por las amenazas que Sánchez había recibido tres días antes.

El integrante de la Comisión Estatal para la Atención y Protección de Periodistas en el Estado (CEAPP), Jorge Morales, señaló que con el “levantón” de Moisés Sánchez suman ya cinco periodistas desaparecidos en los cuatro años de gobierno de Javier Duarte.

Comentarios