Charlotte y la línea del tiempo, estreno de teatro independiente

MÉXICO, D.F. (apro).- La obra Charlotte y la línea del tiempo inició su temporada de tres meses en el Foro Shakespeare, un complejo de varios y pequeños espacios escénicos ubicado en la colonia Condesa de esta ciudad, planteando con mucho ingenio un tratamiento sobre la memoria.

Éste se detona a partir de una sinopsis simple:

Una chica olvida por primera vez la fecha en la que murió su padre, quien cumple diez años de ese suceso. Su novio Alberto, a base de una dinámica lúdica, le ayuda a comprender el por qué de su desapego.

Interpretado por Víctor Galván, el personaje está instalado en una habitación pequeña que funciona como sala de departamento para recibir a los espectadores y contarles el conflicto.

Hay una mesa cuadrada que contiene arena de tiempo en el fondo. También dos sillones azul rey. Uno de una plaza y otro para dos personas. Y bancas en la periferia de la habitación, colocadas junto a las paredes. El público toma asiento en estas últimas.

Como parte de su plan para lograr que Charlotte –encarnada por Montserrat Simó– libere culpas por el olvido, Alberto plantea a los espectadores el juego de activar la memoria de su novia soltándole en voz alta fechas precisas para que ella recuerde los eventos más importantes ocurridos durante las mismas.

De esta manera se desarrolla el diálogo y la improvisación entre actores y público, mientras Alberto va enlazando en el espacio –con el apoyo didáctico de un hilo rojo– cada punto en la línea de tiempo que no es horizontal ni plana, mucho menos uniforme.

Tal acción escénica ilustra y materializa el funcionamiento de la memoria humana como algo más dinámico y multidimensional cargado de cierta energía. Su resultado plástico en la escena es una red con distintas profundidades que puede seguirse cronológicamente, en retrospectiva o como flashback.

El texto dramatúrgico y la dirección de la obra son de Jonathan Huesca, quien está presentando a la par de ésta otra pieza titulada Fragmentos en el mismo Foro Shakespeare. Su propuesta como escritor y director pertenece a un movimiento de teatro íntimo para departamentos.

Charlotte y la línea del tiempo es una obra breve, de 50 minutos de duración, realizada por un integrado equipo de trabajo. Y podrá verse hasta el 5 de marzo del 2015 en la habitación “Espacio Urgente 2” del Foro.

Comentarios