Arranca el proyecto Méxicoleaks

MÉXICO, D.F. (apro).- Este martes 10 de marzo arranca la operación de la plataforma electrónica Méxicoleaks, una herramienta inédita en México, a través de la cual el semanario Proceso y otras ocho organizaciones periodísticas ofrecerán a cualquier ciudadano la posibilidad de filtrar por Internet documentos e información de interés público de manera segura, simple y anónima.

La nueva herramienta será presentada a las 10 de la mañana en el Centro de Cultura Digital –ubicado en Paseo de la Reforma y Lieja–, con la participación de periodistas de Proceso, MVS/Aristegui, Animal Político, Periodistas de A Pie, Emeequis, Másde131, la Red de Derechos Digitales (R3D) y PODER, medios de comunicación que forman parte del proyecto.

La plataforma Méxicoleaks funcionará como un buzón de envío y recepción encriptado de archivos electrónicos. El informante accederá a ella con el navegador Tor, un programa que codifica los datos del usuario y los envía por Internet a través de una red aleatoria de nodos, la cual desaparecerá cuando se termina la conexión.

Al llegar a la página de Méxicoleaks, el ciudadano podrá subir archivos con documentos a la plataforma y decidir a qué destinatario enviarlos, ya sea a un sólo medio de comunicación u organización, a varios o a los ocho participantes.


La plataforma le asignará un código asociado con los documentos que envió, con el cual podrá conectarse a la red y comunicarse con los periodistas de investigación si así lo desea.

En el proceso de envío, los archivos subidos a la plataforma se almacenarán durante un tiempo limitado en unos servidores ubicados en el extranjero, en un país cuya legislación garantiza los derechos digitales y el anonimato.

Al recibir la notificación de que recibió un archivo, el equipo de Proceso o del destinatario al que se envió la información se conectará a la plataforma a través de Tor, descargará los archivos, los desencriptará a través de Méxicoleaks y, en caso de que los considere relevantes y de interés periodístico, los investigará para su futura publicación.

El proyecto Méxicoleaks fue diseñado desde un principio con el enfoque de garantizar y proteger el anonimato de las fuentes. Así, al recibir un archivo, las organizaciones no tienen forma de conocer la identidad de la fuente, excepto si ella decide comunicarse con el equipo de periodistas a través de su código.

Dado el carácter anónimo de las fuentes y el posible uso de la plataforma por personas mal intencionadas, las organizaciones y medios verificarán la autenticidad de los documentos filtrados antes de proceder a publicarlos como textos periodísticos.

 

Comentarios