Ayotzinapa: la reconstrucción de hechos confirma la presencia de la PF

Los sobrevivientes del ataque del 26 de septiembre en Iguala y el abogado que los representa han efectuado tres reconstrucciones de lo ocurrido esa noche, algo que la PGR no ha hecho. Con esas diligencias se confirma que policías federales estuvieron presentes en la agresión a los alumnos de la normal de Ayotzinapa, versión que el comisionado de la PF ha negado. A esto se suma lo publicado la semana anterior por este semanario: el Ejército también atestiguó los hechos. Ninguna de las dos instancias federales hizo nada por evitar el crimen.

MÉXICO, D.F. (Proceso).- Durante el ataque a los normalistas de Ayotzinapa el 26 de septiembre de 2014, la Policía Federal (PF) estuvo presente, no hay duda, dice a Proceso el abogado de los padres de los 43 estudiantes desaparecidos, Vidulfo Rosales, luego de haber efectuado tres reconstrucciones de lo ocurrido aquella noche en Iguala.

Rosales señala que hasta ahora, seis meses después, la Procuraduría General de la República (PGR) no ha hecho ninguna reconstrucción para intentar esclarecer lo ocurrido, y precisa que ellos (el abogado y sus representados) sí las hicieron, con el apoyo de los sobrevivientes. Afirma que en las tres reconstrucciones los normalistas señalan la presencia de las policías municipales de Iguala y de Cocula, de la Policía Auxiliar de Guerrero y de la Policía Federal durante el ataque.

“(Los estudiantes) no refieren expresamente que hayan visto disparar a los federales, pero sí estaban ahí. Había presencia de policías federales, ¡la había! Eso es claro, lo tienen muy presente”, afirma Rosales en una amplia entrevista realizada en Nueva York el sábado 21, tras su participación en la Asamblea General de Amnistía Internacional, donde se abordó el caso de los 43 estudiantes desaparecidos que conmocionó al mundo y generó una ola de críticas y cuestionamientos al gobierno de Enrique Peña Nieto.

Los estudiantes se dieron cuenta de la presencia de la PF cuando circulaban por la calle Juan Álvarez, en el centro de Iguala, huyendo de los disparos de la Policía Municipal. Según las reconstrucciones, los uniformados estaban a la altura del entronque de esa calle y Periférico y estuvieron presentes durante toda la agresión.

(Fragmento del reportaje que se publica en la revista Proceso 2004, ya en circulación)

Comentarios