Confirman que la dictadura franquista asesinó a Federico García Lorca

MADRID, (proceso.com.mx).- Documentos inéditos revelados hoy indican que el poeta español Federico García Lorca fue asesinado por la policía de la dictadura franquista, la cual lo tachó de “socialista”, “masón” y le atribuía “prácticas de homosexualismo y aberración”.

El informe redactado por la policía franquista en 1965 –veintinueve años después del crimen—, relata la detención del poeta y autor de La casa de Bernarda Alba en la vivienda de sus amigos, los hermanos Rosales, según dio a conocer el periódico digital eldiario.es y que hoy retoma la Cadena Ser.

El también dramaturgo fue asesinado el 18 de agosto de 1936, un mes después que en España estallara la Guerra Civil, tras el intento fallido de golpe de Estado de un sector del ejército contra el gobierno de la Segunda República española.

El informe se atribuye a la 3ª brigada regional de investigación social de la Jefatura Superior de la Policía de Granada a raíz de una petición oficial realizada en junio de 1965 por la hispanista francesa Marcelle Auclair, que buscaba información sobre Lorca; sin embargo, nunca se le entregó esta información ni conoció el resultado de sus solicitudes de información.

Las dos hojas que constituyen esta nueva información señalan que García Lorca fue asesinado junto con otras personas, después de “haber confesado” ser socialista, ser “masón perteneciente a la logia Alhambra” y sus prácticas de “homosexualismo y aberraciones”.

Señala el informe que el poeta estaba en casa de los hermanos Rosales debido al miedo que le provocaron los registros policiales en su domicilio.

Sin embargo, la policía rodeó la vivienda de sus amigos y las calles cercanas antes de practicar la detención. Sus amigos intentaron interceder por él ante el comandante de Intervenciones Militares.

Tras su detención, fue llevado en automóvil a las inmediaciones del lugar conocido como “Fuente Grande”, junto con otro detenido el cual no se identifica.

El informe señala que el poeta fue “pasado por las armas después de haber confesado, siendo enterrado en aquel paraje, muy a flor de tierra, en un barranco”, lugar que el informe describe como “muy difícil de localizar”.

Ian Gibson, hispanista y biógrafo de García Lorca, advirtió en entrevista con el diario El País, que estos nuevos documentos desmontan la versión sostenida por la dictadura sobre el crimen del poeta, que siempre señaló había sido un “asesinato callejero”.

García Lorca es considerado el más reconocido poeta español, miembro de la Generación del 27 junto con Salvador Dalí, Rafael Alberti, Luis Cernuda, Max Aub y el cineasta Luis Buñuel.

La recuperación de sus restos y el sitio donde fueron inhumados sigue siendo un debate en Granada, en Andalucía y en España.

Comentarios