“El Yugo Zeta” en Coahuila: control de penales, secuestros, matanzas, quema de cuerpos…

Acusa de crueldad e ignorancia a funcionarios de la Sedesol

Señor director:

Mucho le agradecería publicar en la sección Palabra de Lector de su prestigiado semanario la siguiente carta, dirigida a la secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles Berlanga.

Licenciada Robles: En nuestro país han nacido más de 2 mil 500 bebés con VIH, a pesar de que la mayoría de estos casos eran prevenibles. Las condiciones sociales y económicas en que viven las mujeres con VIH les impiden acceder a los medicamentos antes, durante y después del embarazo para cuidar de su salud y la de sus hijos.

El resultado es que actualmente cada 72 horas nace en México un bebé con VIH, y la mayoría de los 2 mil 500 mencionados han fallecido.

El pasado 2 de junio, en reunión con funcionarios de Sedesol, presentamos un proyecto que permitiría prevenir el VIH en niños, así como mantener con salud a sus madres. La respuesta de los subdirectores de la Dirección General de Vinculación Interinstitucional, Ricardo Martínez López y Lucía Trejo Ramírez, fue que Sedesol no podía apoyar a tales familias, que lo más prudente era esperar a que las mujeres fallecieran para que sus bebés fueran beneficiarios del Programa Seguro de Vida para Jefas de Familia.

Les explicamos que las acciones propuestas van orientadas precisamente a prevenir esas muertes y las de los bebés. Y cuando argumentaron que las medidas planteadas no podían ser apoyadas para no violar la normatividad de Sedesol, los invitamos a leer la normatividad de la institución en la que trabajan. La reunión terminó ante las carcajadas de la funcionaria Lucía Trejo.

Señora secretaria: Han pasado más de 72 horas de dicho encuentro, y un bebé más ha nacido con VIH porque sus progenitores no tienen los medios esenciales para cuidar de su salud y transportarse a las clínicas especializadas en VIH.

Es evidente que la Sedesol fue creada para atender a las personas en situación de vulnerabilidad. Las mujeres embarazadas que viven con VIH se encuentran en ese estado. Sin embargo, no están en los padrones de la Sedesol, y resulta ofensivo esperar a que fallezcan para que lo estén.

Es evidente que su personal necesita capacitación sobre los derechos de las personas que viven con VIH, así como respecto a la función pública.

Solicitamos respetuosamente una reunión con usted para solucionar este caso.

Atentamente

Guillermina Gómez Arellanes

Presidenta de la Fundación Nacional

de Mujeres por la Salud Comunitaria, A.C.

Celular: 55/4592-9693

Comentarios