“El Yugo Zeta” en Coahuila: control de penales, secuestros, matanzas, quema de cuerpos…

Acerca de Enciclopedia Electrónica de la Filosofía Mexicana

De Jorge Ordóñez Burgos

Señor director:

Me dirijo a usted para hacer algunas observaciones respecto al artículo Enciclopedia Electrónica de la Filosofía Mexicana, escrito por Columba Vértiz de la Fuente (Proceso 2014).

Es encomiable que su semanario dedique atención al quehacer filosófico de nuestro país, sobre todo a un proyecto tan necesario y pertinente como el que coordina el doctor Gabriel Vargas. Sólo para complementar lo publicado, quiero mencionar un par de datos importantes.

La Enciclopedia es una iniciativa de gran originalidad en nuestro país, y su contenido ha sido muy cuidado. No se ha sacrificado calidad en el propósito de convertirla en un instrumento de divulgación, sino que es de los pocos casos en los que una investigación seria tiene el lenguaje y el formato que agilizan su difusión. Asimismo, concuerda con otras iniciativas recientes que estudian la filosofía mexicana en profundidad, integrándola en el contexto del pensamiento mundial.

En materia editorial son de mencionarse, entre otros, algunos trabajos recientemente aparecidos, como Elementos para una teoría latinoamericana sobre historia de la ciencia (2015), Historia de la filosofía mexicana (2014) y Revindicar la memoria / Epistemología y metodología sobre la historia de la filosofía en América Latina (2012), de Alberto Saladino García; igualmente, Inventario de la filosofía en Nuevo León / Filosofía y filósofos en Monterrey (2014), de Rolando Picos Bovio y Miguel de la Torre Gamboa, así como Ensayos sobre pensamiento mexicano (2014), de Aureliano Ortega y Javier Corona Fernández. Trabajos todos ellos en los que puede percibirse tanto el interés como la habilidad para reflexionar sobre la composición, alcances y temas que han consolidado a la filosofía mexicana al pasar de los años.

Ya que en el artículo de referencia se habla de la reivindicación y defensa de la filosofía en tanto que tópicos del pensamiento del México actual, no puede pasarse por alto la labor del doctor Roberto Hernández Oramas, personaje clave para la evaluación y creación de nuevos programas de licenciatura en filosofía en todo el país a través del Consejo para la Acreditación de Programas Educativos en Humanidades, organismo de trascendencia evidente para comprender la realidad de nuestro entorno.

Podemos afirmar, pues, que la filosofía mexicana es un área de trabajo que se ha robustecido significativamente en los últimos 20 años. No quiere esto decir que antes no existiera. Sólo en años recientes se le ha valorado en su justa dimensión. Es preciso señalar que la Enciclopedia Electrónica de la Filosofía Mexicana es un espacio absolutamente abierto, conformado a partir de colaboraciones de filósofos de toda la nación, pues el catálogo de autores, así como los investigadores que allí han publicado sus textos, no son de una región única.

El equipo encargado del proyecto se distingue por ser plural, superando el centralismo que tanto ha erosionado el pensamiento en América Latina. Es indiscutible que varias instituciones de la capital de la república son y han sido clave para la fundación, preservación y maduración de la filosofía mexicana, y que sus tradiciones han determinado en gran medida el rumbo que los filósofos del interior del país hemos seguido; empero, es un hecho que el sur y el norte también existen. ¡Larga vida a la Enciclopedia de la Filosofía Mexicana!

Atentamente

Doctor Jorge Ordóñez Burgos

Seminario Internacional de Historia y Filosofía de las Religiones,

UACJ

Comentarios