“Pórtense bien”, advierte Duarte a reporteros; algunos, “metidos con el hampa”, acusa

XALAPA, Ver. (apro).- En una comida con reporteros, fotoperiodistas y directivos de los medios de la zona norte de la entidad, el gobernador priista Javier Duarte advirtió que “vienen tiempos difíciles” y que él y su gobierno saben que hay comunicadores que “andan en malos pasos” y “coludidos con la delincuencia organizada”.

Duarte de Ochoa aseguró que no hay “ninguna delincuencia organizada” que sea más fuerte que las “instituciones y su gobierno”, razón por la que expuso que en la zona norte y en otros puntos, donde el crimen ha venido teniendo actividades, se aplicara la fuerza del Estado y la ley.

“Voy a tener mucho cuidado con lo que voy a decir a continuación y, si a alguien le afecta lo que voy a decir, de antemano le ofrezco una disculpa… Quienes integran esas células delictivas tienen pugnas, quienes están abajo quieren estar arriba. Yo lo digo con total conocimiento de causa, lamentablemente la delincuencia tiene puentes, nexos con notarios públicos, empresarios, funcionarios públicos y también algunos de los colaboradores, trabajadores de los medios de comunicación, también están expuestos ante estas situaciones”, dijo.

La declaración tomó por sorpresa a diversos comunicadores de la región del Totonacapan y la Huasteca, por lo que Duarte insistió en que la disputa de plazas en muchas ocasiones genera “momentos difíciles”, por lo que “bajo advertencia, no hay engaño”, remachó.

“Se lo digo a ustedes, por su familia, pero también por la mía, porque si algo les pasa a ustedes a mí me crucifican todos (sic). Pórtense bien, todos sabemos quiénes andan en malos pasos, dicen que en Veracruz sólo no se sabe lo que todavía no se nos ocurre. Todos sabemos quiénes, de alguna u otra manera, tienen vinculación con estos grupos… todos sabemos quiénes tienen vínculos y quiénes están metidos con el hampa… ¡Pórtense bien, por favor!, se los suplico. Vienen tiempos difíciles”, advirtió el gobernador.

Ante la sorpresa de algunos comunicadores, la risa de varios más y el estupor de otros, Duarte de Ochoa aseguró que el mensaje no iba dirigido a nadie en particular, sin embargo, pidió a los reporteros que no se hicieran “como que la Virgen les habla”, pues “todos sabemos quiénes tienen esos vínculos”.

En redes sociales, varios reporteros mostraron su indignación con las declaraciones de Duarte, e incluso algunos consideraron que se trata de una amenaza velada; otros, de un “acto de cinismo y exceso”.

El titular del Ejecutivo estatal trató de matizar su mensaje al final de la comida, cuando pidió a los periodistas que si hay algún comunicador que se “sienta en riesgo”, que busque ayuda en su gobierno: “Se los digo con toda claridad, no tienen nada que temer”.

Comentarios