“El Yugo Zeta” en Coahuila: control de penales, secuestros, matanzas, quema de cuerpos…

Acusa a elementos de la SSP de abusos y prepotencia contra dos menores

Señor director:

Le solicito publicar la siguiente carta, dirigida al presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, al titular de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) del Distrito Federal, al procurador general de Justicia y al presidente del Tribunal de Justicia de la misma ciudad.

Por medio de la presente, y en mi calidad de abogada, hago de su conocimiento el abuso de autoridad violatorio de derechos humanos cometido por elementos de tres patrullas y dos motocicletas de la SSP cuando, el lunes 1 de junio, actuaron en contra de dos escolares menores de edad.

Las autoridades fueron requeridas por empleados del negocio Abarrotes Supercoapa, ubicado en Cacahuatales 14-B, colonia Tenorios, Tlalpan, DF, quienes los acusaron de robo de mercancía por menos de 20 pesos.

Los elementos policiacos, en vez de llamar a los padres de los estudiantes, los trataron como delincuentes exhibiendo sus armas de grueso calibre, durante un burdo y prepotente operativo que consiguió angustiar no sólo a los dos menores agraviados, sino a las decenas de alumnos uniformados que en ese momento salían de las 10 escuelas que existen en el área.

Lo anterior demuestra la ignorancia y prepotencia de la Secretaría de Seguridad Publica, que desconoce el nuevo sistema penal, y en particular, que los menores deben tener un tratamiento especializado.

En consecuencia, los agraviados merecen reparación del daño moral y a su salud mental y emocional por parte de la “tiendita” y de los ignorantes elementos de la SSP, que deberían pedir disculpas de manera pública y tener esa conducta sólo para atrapar a los verdaderos criminales.

Atentamente

Licenciada María del Pilar Soriano López

Comentarios