Hallan cuerpos de los otros 3 jóvenes presuntamente desaparecidos por el Ejército en Zacatecas

ZACATECAS, Zac. (proceso.com.mx).- Los cuerpos de tres personas asesinadas fueron encontradas la tarde del sábado en Jerez, mismos que corresponderían a los otros tres desaparecidos a manos de militares en Calera el pasado 7 de julio.

Con este hallazgo serían ya los siete jóvenes reportados como desaparecidos por sus familiares los que aparecen asesinados en dicho municipio. Estos cadáveres corresponden a dos hombres y una mujer.

La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) informó anoche mediante un comunicado que a raíz de la denuncia pública efectuada por las familias de los siete desaparecidos en Calera, la Procuraduría General de Justicia Militar inició una averiguación previa “para determinar la probable existencia de alguna infracción a la disciplina militar y, en su caso, proceder conforme a derecho”.

Esto ante la presunción –hecha por los familiares en una manifestación el pasado miércoles 15– de que personal militar está vinculado o es señalado como responsable de la desaparición del grupo de personas, sustraídas de una casa en Calera la madrugada del pasado martes 7.

El comunicado fue emitido a través de la 11ª Zona Militar, a la que pertenece el 97 Batallón de Infantería, en un supuesto operativo al mando del coronel Martín Pérez Reséndiz, específicamente mencionado por las familias en su denuncia pública y en las mantas que colgaron para exigir la localización de los siete desaparecidos.

El jueves, cuatro cuerpos en avanzado estado de descomposición con un tiro en la nuca fueron hallados en el interior de un inmueble en construcción en la comunidad de Tesorera, en Jerez.

La procuradora del estado, Leticia Soto Acosta, informó el sábado que tras una identificación preliminar por ropa y tatuajes, inicialmente se confirmó que se trata de cuatro de los siete desaparecidos: Germán Martín García González, Beatriz Hernández Hernández, y los menores Fernando José Rodríguez Rodríguez y Guillermo García Murrieta.

Vía telefónica explicó que los peritos tendrían qué cumplir con el protocolo de identificación basado en los perfiles genéticos, debido al estado de descomposición de los cuerpos y a “la trascendencia del caso”.

Lo que sí pudo establecer la Procuraduría como resultado de la necropsia, fue que los cuatro fueron asesinados de un tiro en la nuca, y que el desglose de todo el trabajo pericial forense sería entregado a la delegación de la PGR, dependencia que está a cargo de la investigación por la desaparición de los siete jóvenes.

Horas más tarde de esta confirmación el delegado de la PGR, Sergio Martínez Escamilla, reportó que otros tres cuerpos, de dos hombres y una mujer, fueron encontrados en la comunidad El Naranjal, a unos 25 kilómetros de la cabecera de Jerez, los cuales corresponderían a los otros tres desaparecidos: José David Venegas Leaño, Víctor Hugo González Cisneros y María Alejandra Rocha Montes.

Martínez Escamilla indicó que el levantamiento de los cuerpos estaba a cargo de la Procuraduría de Justicia del Estado, la cual asumió –por cuestión de competencia– la investigación de los homicidios, por lo que los cuerpos serían llevados al Servicio Forense de Fresnillo y los peritos de la PGJE se encargarían de la autopsia y de las pruebas adicionales para confirmar al cien por ciento la identidad de todas las víctimas.

Sin embargo, hoy la procuradora Leticia Soto indicó que todo lo relacionado con el caso fue turnado a la PGR, y que peritos de esta dependencia participaron desde anoche en el proceso de levantamiento de los cuerpos, por lo que ya no quiso dar información sobre el tema.

El delegado precisó que la PGR sólo tiene denuncias formales por dos de los desaparecidos.

Comentarios