México, penúltimo lugar de lectura entre 108 países

MÉXICO, D.F., (apro).- Desde hace tres años, México ocupa el penúltimo lugar en el consumo de lectura de entre 108 países, según cifras dadas a conocer por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

En promedio, un mexicano lee menos de tres libros por año y dedica tres horas a esa actividad, mientras que del total de hogares mexicanos, 95% cuenta con un televisor.

De acuerdo con los datos de la UNESCO, casi cuatro de cada diez personas son cercanas al hábito de la lectura.

El organismo de Naciones Unidas destaca que en la actualidad 60% de los jóvenes mexicanos han recibido una educación inclinada a la lectura, 20% más de los que ahora tienen más de 56 años.

Tras señalar que 48% de los jóvenes nunca han estado en una biblioteca, sostiene que del total de la población, 42% dedica su tiempo libre a ver televisión y tan sólo 12% se va por la lectura.

LA UNESCO subraya que es de vital importancia para el impulso de la sociedad mexicana inculcar el hábito de la lectura como una actividad enriquecedora en todos los sentidos, tomando en cuenta que al leer “se activan procesos cognitivos que activan y nutren la mente”.

Ese y otros datos, añade, no deben pasar desapercibidos por docentes, padres de familia y personas interesadas en estudiar y en leer como se hace en países del Primer Mundo.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Lectura 2012, citada por el Senado en abril de 2013, cuando se formó una comisión de fomento a esa actividad, en México sólo existe una biblioteca por cada 15 mil habitantes y una librería por cada 200 mil.

En contraste con 41% de la población que dedica su tiempo libre a ver televisión, la Encuesta Nacional de Lectura advirtió entonces que menos de 12% se dedicaba a leer. Entre los jóvenes de 12 a 17 años, 30% dijo que no les gustaba leer, 61% que “no tiene tiempo” y 48% afirmó que nunca ha acudido a una biblioteca.

En esa ocasión los senadores advirtieron también que la lectura de la población general en México disminuyó de 54.6% en 2006 a 46% en 2011, es decir, menos de la mitad de la población lee, y 40% “nunca ha entrado a una librería”.

Los coordinadores de la Junta de Coordinación Política alertaron también que la actividad de la lectura es la única que puede mejorar la educación y la formación cívica de los mexicanos.

Comentarios