Admite su autor que #LeyFayad contó con asesoría de la Policía Federal

MÉXICO, DF (apro).- Considerada por activistas y expertos en internet como una ley que criminaliza a los casi 54 millones de internautas en el país, que limita la libertad de expresión y permitiría la persecución de periodistas y medios digitales, la llamada #LeyFayad, del senador priista Omar Fayad, fue defendida hoy por su autor, quien admitió que contó con la asesoría de la Policía Federal Preventiva para elaborarla.

En rueda de prensa, realizada en el Senado, el senador hidalguense afirmó que todavía falta que su iniciativa sea dictaminada en comisiones, y aclaró que se organizarán foros y se citará a expertos para que opinen sobre la llamada Ley Federal para Prevenir y Sancionar los Delitos Informáticos, presentada en el pleno el martes pasado.

Fayad afirmó que retiraría de la iniciativa aquellas partes que “se presten a una interpretación que pudiera creerse que limita la libertad de internet o la libertad de expresión”.

“El objeto de esta ley es proteger a nuestros hijos de personas que están haciendo mal uso de la libertad de internet para cometer delitos o para cometer conductas ilícitas”, reiteró.

Sin embargo, Fayad negó que tanto los artículos 17, como los del 21 al 24 de su propia iniciativa, puedan constituir absurdos o permitir la criminalización de las actividades en las redes sociales.

Por ejemplo, el artículo 17 estipula que “a todo aquel que dolosamente destruya, inutilice, dañe o realice cualquier acto que altere el funcionamiento de un sistema informático o alguno de sus componentes, se le impondrá una sanción de cinco a quince años de prisión y multa de hasta mil días de salarios mínimos”.

La Red en Defensa de los Derechos Digitales (R3D) ha considerado que este ordenamiento puede constituir una criminalización el uso de la computadora personal o a considerar delito el tirarla a la basura.

Fayad afirmó que este artículo habla de “actitud dolosa”. “Si la actitud no es dolosa, si tú tiras la computadora ¿por qué se va a interpretar que cometes esta conducta?”, abundó sin explicar quién determinará el uso “doloso”.

En los artículos 21 al 24 hay una amplia interpretación respecto de lo que puede ser intimidación, hostigamiento y agresión en las redes sociales. Al ser cuestionado sobre estos artículos, Fayad afirmó que “habrá que cambiar la redacción a injerencias ilícitas de información sensible de carácter personal, de credo, información patrimonial, siempre y cuando se considere personal y que para su divulgación requiere autorización”.

Un párrafo de su artículo 21 advierte:

“A quien, a través de medios informáticos acose, hostigue, intimide, agreda o profiera cualquier forma de maltrato físico, verbal o psicológico en contra de usuarios de internet de forma reiterada y sistemática, se le impondrá una pena de seis meses a dos años de prisión y multa de cincuenta a ochenta días de salario mínimo”.

Fayad dijo que se ha “descontextualizado” este y otro párrafo de su iniciativa que, afirma, advierte lo siguiente:

“Actividades como el comercio electrónico, el periodismo digital, la publicidad y las opiniones y mensajes o elementos vertidos en las redes sociales, pueden derivar en menoscabo del patrimonio, la reputación, el honor o la actividad profesional”.

En respuesta, Fayad dijo que “efectivamente” hay conductas que “te llevan a entrometerte en la privacidad de las personas”.

“No tratamos de coartar al periodista absolutamente nada, ni a la libertad de expresión”, sentenció, pero también admitió que consultó con la Policía Federal Preventiva y con “algunos organismos empresariales” para redactar esta iniciativa.

Tanto al R3D, como Artículo 19 y especialistas en libertad de internet han desacreditado esta iniciativa del senador y aspirante a gobernador de Hidalgo, por el PRI.

Comentarios