Papa Francisco y Benedicto XVI inauguran el Año de la Misericordia

MÉXICO DF (apro).- Con la participación de dos Papas, el emérito Benedicto XVI y el Papa Francisco, este lunes fue inaugurado formalmente el Año de la Misericordia, mediante la ceremonia de apertura de la llamada “puerta santa” de la Basílica de San Pedro, en el Vaticano.

Ante alrededor de 50 mil personas congregadas en la Plaza de San Pedro el Papa Francisco se dirigió a la galería de ingreso a la Basílica y abrió el enorme portón de madera y bronce.

El primero en traspasar la “puerta santa” fue el Papa Francisco y lo siguió Benedicto XVI quien debió ser ayudado a caminar por su avanzada edad.

A los dos pontífices los siguió una fila de cardenales y obispos que avanzaron ceremoniosamente hacia el interior del principal recinto católico del mundo.

Ya en el altar mayor de la Basílica el Papa Francisco oró en silencio por unos instantes y después empezó a dar bendiciones. En ese momento concluyó el rito de apertura de la “puerta santa” y, por consiguiente, este Jubileo Extraordinario de la Misericordia.

De inmediato empezaron a entrar en fila miles de feligreses para obtener “gracias espirituales”, como lo marca la tradición. Entre ellas iba Matteo Renzi y Sergio Mattarella, primer ministro y presidente de Italia, respectivamente.

Alrededor de cinco mil policías, carabinieri y soldados se desplegaron por toda la ciudad de Roma para garantizar la seguridad de los peregrinos que llegaron al magno evento. Incluso se estableció una zona de exclusión aérea para darles mayor protección.

El Año de la Misericordia concluirá el 20 de noviembre de 2016. Se calcula que por tal motivo visitarán la Basílica alrededor de 10 millones de fieles de todo el mundo.

Comentarios