Le falla ‘estrategia’ a Peña: admite que hay más secuestros y extorsiones en Tamaulipas

MÉXICO, DF (apro).- Los secuestros y extorsiones registraron un repunte en 2014 en Tamaulipas, uno de los estados que según el presidente Enrique Peña Nieto “han sido señalados por sus altos índices de criminalidad”.

No obstante, Peña Nieto aseguró que la entidad tiene una disminución significativa en la comisión de delitos desde que inició su administración.

La buena noticia, dijo el mandatario, es que esos delitos aumentaron cuando se revirtieron otros de alto impacto, por lo que las bandas criminales evolucionaron su comportamiento.

De gira por Reynosa, Tamaulipas, donde inauguró un hospital del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Peña Nieto enfatizó que la disminución en la comisión de delitos inició a partir de que asumió el gobierno de la República, hace tres años.


“Ha habido, también, un proceso de evolución en el comportamiento de las bandas criminales, en otro momento enfrentadas entre sí, cometiendo delitos de alto impacto, y en donde hicimos una tarea para ir disminuyendo esas capacidades, para detener a los blancos, y me refiero a los delincuentes de mayor peligrosidad, para realmente llevarlos ante la justicia”, expresó.

Según Peña Nieto, en Tamaulipas hubo 952 asesinatos en 2012, mientras que en 2015 fueron 500, por lo que presumió una disminución de casi la mitad. En el robo con violencia hubo, en 2012, cerca de 7 mil 136 casos; en 2015, se registraron 5 mil 307, una disminución de prácticamente 26%.

También mencionó que en robos de vehículos, en 2012 hubo 5 mil 370 y, en 2015, 3 mil 703, una disminución de 31%, en tanto, se registraron 133 robos en carreteras en 2012, mientras que el año pasado sólo 48, una disminución de 63%.

Fue entonces cuando el mandatario admitió que durante 2014 repuntaron los secuestros y extorsiones y, ya sin dar cifras, dijo que durante 2015 la tendencia a la comisión de estos últimos dos delitos iba a la baja.

La declaración de Peña Nieto fue inusual, pues han sido pocas las ocasiones en que el mandatario hace comparativos con el gobierno de Felipe Calderón, en especial en materia de seguridad, como ocurrió hoy.

Durante su intervención, el presidente de México se comprometió con el gobernador Egidio Torre, quien llega al último año de su gestión, a incrementar los esfuerzos para reducir más los indicadores delictivos en esta entidad.

Comentarios