Denuncian desmantelamiento de radios indígenas en Chiapas

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis. (apro).- El Centro de Lengua y Cultura Zoque denunció el desmantelamiento de dos radiodifusoras de alta influencia en comunidades indígenas, tras el despido de 50% de su personal por parte de la Comisión para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI).

Con el argumento de un “recorte presupuestal” en el año en curso, la CDI despidió a locutores, productores y directores de dos radiodifusoras que cumplen una importante función en la difusión de la lengua y las tradiciones de los pueblos zoque y maya de la entidad.

El vocero del grupo, Fermín Ledesma Domínguez, un comunicador e investigador de la etnia zoque, denunció que durante la tercera semana de diciembre pasado fue despedido más de 50% del ya raquítico personal que labora como locutor, productor y director en las estaciones de radios de la CDI, todo esto con el argumento del “recorte presupuestal de 2016” ordenado por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

También dijo que la acción de despido fue ejecutada por personal de las delegaciones estatales de la CDI. De manera extraoficial se menciona el cese de 2 mil trabajadores de la comisión en todo el país, afectando principalmente a las estaciones de radio.

Expuso que en el caso de Chiapas, los ceses afectaron a las estaciones de radio XECOPA “La Voz de los Vientos” en Copainalá (área zoque) y Radio XEVFS “La Voz de la Frontera Sur” (Radio Xuxepil) en Las Margaritas (área tojolabal), involucrando a locutores zoques, tzeltales, tzotziles, poptí y tojolabales.

Ledesma Domínguez agregó que este despido ocurre sin que tales acciones hayan sido discutidas en el pleno del Consejo Consultivo de la CDI, como tampoco se informó a los integrantes del consejo de las estaciones de radio.

Luego señaló que para el caso de “La Voz de los Vientos”, ubicada en Copainalá, se les presentó un convenio de liquidación a cuatro trabajadores de la radio (dos locutoras zoques, una tzotzil y un productor en español), quedando reducido el personal a tres trabajadores (un locutor zoque, una locutora tzotzil y el técnico de la estación), quienes deberán cubrir un total de 12 horas de transmisión diaria, además de realizar diversas funciones de producción, postproducción, programación, pautado, continuidad y atención al público, lo que constituye un acto humanamente imposible.

“Estos hechos evidencian el claro interés para desmantelar las estaciones de radio indigenistas, negando a la vez la posibilidad de que los pueblos zoques de Chiapas difundan, reproduzcan y reciban información propia de su cultura, pero fundamentalmente reduce la posibilidad de que los pueblos indígenas minoritarios tengan acceso a los medios de comunicación en su propia lengua, sobre todo en zoque, una de las más amenazadas en extinguirse en México”, dijo Ledesma Domínguez.

Los integrantes del Centro de Lengua y Cultura Zoque se dijeron preocupados por esta situación, por lo que demandaron públicamente la solidaridad con las radios indígenas para frenar el evidente desmantelamiento de los medios de comunicación públicos y culturales de México.

También exigieron la recontratación del personal que firmó el convenio de liquidación, ya que fueron presionados para signar ese documento.

“Para nuestra organización es preocupante el desmantelamiento de los medios públicos, culturales e indigenistas porque cierra la posibilidad de que la población indígena monolingüe –que en el caso de los zoques suman más de 6 mil personas– tenga pleno derecho a informarse y comunicarse de manera masiva en su propia lengua”, acusó Ledesma Domínguez.

Por ello pidió la intervención del presidente de la Comisión de Radio, Televisión y Cinematografía del Congreso de la Unión, el senador Zoé Robledo Aburto; del Instituto Nacional de Lenguas Indígenas, y del representante del Consejo Consultivo de la CDI, Jesús Fuentes Blanco, para frenar estas acciones que contradicen en los hechos el discurso sobre las políticas públicas del gobierno federal.

Comentarios