Con un año de retraso, Chihuahua buscará remediar daños por aeropuerto de Creel

CHIHUAHUA, Chih. (apro).- A más de un año de que un juez resolviera a favor de la comunidad de San Elías Repechique, del municipio de Bocoyna, debido a que ésta no fue consultada para la construcción del aeropuerto de Creel, y luego de que él mismo pusiera un plazo de seis meses al gobierno estatal para acatar la sentencia, el gobernador del estado, César Duarte, apenas emprenderá acciones sobre la resolución, que aceptó pero que ha incumplido hasta ahora.

El mandatario priista se reunió el lunes pasado con representantes de la comunidad e integrantes de la organización civil Consultoría Técnica Comunitaria, así como con el sacerdote jesuita Javier “El Pato” Ávila; el vicario de la diócesis de la Tarahumara, Héctor Fernando Martínez, y Jesús Cañas, del Frente Democrático Campesino, en la que se comprometió a realizar las acciones ordenadas por el juez.

Por ello, este domingo 17 comenzarán a mover la malla ciclónica que protege la demarcación del aeropuerto, luego de que a pesar de que la sentencia los obligaba a evitar el avance de la obra, han continuado con la colocación de esa barrera y ha proseguido el aterrizaje avionetas.

Además, iniciarán la construcción de una vereda que proporcione la facilidad de traslado a pie de un lugar a otro; acciones de reforestación y conservación de suelo, mediante un programa de reforestación continua en un área de 60 hectáreas –en la mesa de Awayna–, igual al área deforestada por la construcción del aeropuerto.

También están obligados a la rehabilitación de los cuerpos de agua mediante la canalización de dos veneros que se encuentran situados dentro del área del aeropuerto, para que puedan ser utilizada por los integrantes de la comunidad y trabajos para el mejoramiento de la calidad del agua en el venero de la cañada de Rojolocachi, así como la elaboración de estudios de calidad de agua del Cerro de la Virgen, que incluye la construcción de una pila.

Luis Javier Pérez Enríquez, segundo gobernador de Repechique, explicó que esas acciones son las primeras que tiene que cumplir el gobierno, aunque faltaría la reparación del daño inmaterial y definir si con lo que realicen y cómo lo realicen se dan por satisfechos o llegan a las indemnizaciones.

Y es que Duarte Jáquez anunció a los medios de comunicación la semana pasada que ya habían acordado con la comunidad que abrirían en breve el aeropuerto de Creel, pero no era cierto.

“El aeropuerto sigue suspendido, una cosa es la especulación política y otra es el proceso de ejecución de la sentencia, y va de por medio la palabra del gobierno de aceptación de la sentencia”, dijo María Teresa Guerrero, coordinadora de Contec, organización que asesora jurídicamente a la comunidad.

Luis Pérez asentó que la comunidad no ha recibido respuesta y los han presionado a resistirse del amparo, con el fin de que lleguen a una negociación, pero ellos han optado por seguir el cauce jurídico.

Comentarios