Kate del Castillo y Sean Penn: Estigmatización social y gubernamental

Los nexos de la farándula con el narco han tenido desenlaces terribles –están ahí por ejemplo los casos Stanley, Jenni Rivera, Joan Sebastian, Valentín Elizalde…–, pero no todo acercamiento al fenómeno delictivo es por sí mismo un delito. Para Sabina Berman y Daniel Giménez Cacho, la estigmatización de Kate del Castillo y Sean Penn por su encuentro con El Chapo es una actitud hipócrita del gobierno y de la sociedad. El actor mexicano advierte: “Si nos erigimos en jueces morales y nos escandaliza la entrevista… pronto deberemos condenar a las pastorelas navideñas, pues hacen una descarada apología al demonio”. Y la dramaturga apunta: “Esto no tiene que ver con el bien o el mal. ¡Si Shakespeare sólo hubiera escrito sobre personajes buenos, no existirían obras como Macbeth, Hamlet…”

MÉXICO, DF (Proceso).- Un nuevo capítulo de la relación entre farándula y narcotraficantes, entre el mundo de la ficción y el mundo del crimen, se abrió el viernes 8, cuando la titular de la Procuraduría General de la República (PGR), Arely Gómez, afirmó que el “elemento importante” para ubicar a Joaquín El Chapo Guzmán Loera fue su intención de hacer una película biográfica, por lo que sus abogados “contactaron a artistas y productores”.

La funcionaria precisó que el jefe del Cártel de Sinaloa “estableció comunicación con actrices y productores, lo cual ya forma parte de una nueva línea de investigación”. Un día después, los nombres de la actriz y productora Kate del Castillo y del actor estadunidense Sean Penn, ganador de dos premios Oscar, aparecieron como las “pistas principales” de las autoridades mexicanas para llegar al Chapo Guzmán.

Un reality que borró las fronteras entre la verdad y la ficción, entre el espectáculo y la investigación policiaca comenzó desde ese momento. Las indagatorias de la PGR y las filtraciones a la prensa sobre el intercambio de mensajes por chat entre Kate del Castillo y Guzmán Loera, así como la publicación de un artículo y el video de la entrevista de Sean Penn con el capo de Sinaloa en la revista Rolling Stone abrieron las compuertas de una cacería mediática y judicial contra ambos.

También se inició una exhibición, por entregas y a través de videos, chats y partes del expediente judicial, sobre una historia que ha fascinado a la audiencia mexicana entre Kate del Castillo y El Chapo, teñida de presunto romance y diálogos entresacados de la propia teleserie de ficción La Reina del Sur, basada en la famosa novela de Arturo Pérez Reverte, que catapultó la fama de la exactriz de Televisa que se fue a Hollywood para triunfar en la gran industria trasnacional del entretenimiento.

(Fragmento del reportaje que se publica en la edición 2046, ya en circulación)

Comentarios