Cherán, tierra para soñar

MÉXICO, DF (Proceso).- Hacer teatro y enseñar a otros a manifestar sus sueños, los conflictos de su comunidad y las posibilidades de transformación, son algunos de los objetivos que el grupo La Bufón S.O.S.ial Teatro, encabezado por Nano Lara, cultiva en zonas de trauma o desastre natural.

A través de campamentos con niños y adolescentes guiados por profesionales de teatro, música y artes plásticas, realizan actividades para concluir con la creación de un espectáculo colectivo que se presenta a la comunidad.

Su pregunta fundamental de trabajo es: ¿Cómo ayudar a los niños a entender los complejos problemas de la guerra y la injusticia? Los resultados han sido sorprendentes y pueden visualizarle en los videos documentales realizados por Sebastián Labaronne.

En el pueblo de Cherán, Michoacán –que vivió la agresión de los talamontes en sus tierras y respondieron con una lucha organizada logrando convertirse en una comunidad regida por sus usos y costumbres–, han llevado a cabo dos campamentos: Corazón purépecha, el primero, y Cherán tierra para soñar en diciembre del 2015. En ellos llevaron a cabo trabajos de reforestación, muchos juegos y una obra de teatro hecha por los niños donde utilizaron máscaras, teatro de sombras, técnicas de clown y una dramatización escrita por ellos mismos. Para esto los niños comparten los problemas de su comunidad tanto a nivel social como personal y con ello van construyendo una historia.

El método que Nano Lara utiliza viene de una organización canadiense llamada Children’s Peace Theatre, con quienes trabajó en su estadía en Toronto y que ahora participan en los diferentes campamentos que realizan en México y Colombia. Han hecho cuatro campamentos en Yaxunah (Yucatán), uno en Bacalar (Quintana Roo), otro en Ciudad Nezahualcóyotl (Edomex) y cuatro más en comunidades indígenas de Colombia.

El Teatro de la Paz reúne en cada campamento a más de 40 niños que junto con quince artistas, guían las actividades durante una semana para explorar, a través del juego y el arte, temas que surgen de los propios infantes para irlas conformando en una obra de teatro final, donde se incorpore el mayor número de voces.

Children’s Peace Theatre y La Bufón S.O.S.ial Teatro consideran como punto de partida principios básicos fundamentales alrededor de la paz y el conflicto y los ponen en la mesa de trabajo para que los niños creen sus propias definiciones. Para ellos la paz es posible y no puede haber paz sin justicia; la paz es más que la ausencia de guerra y es un verbo que trata de las decisiones que se toman todos los días. “La paz es la actividad más difícil de lo humano: corazón, mente y alma”. Distinguen el “sobre poder” que destruye relaciones, el “poder interior” que da fuerza y dignidad y el “con poder” que exige responsabilidad y liderazgo. Al conflicto no le rehúyen sino que lo consideran como “la tensión que sostiene el cosmos en equilibrio y da la oportunidad del crecimiento.”

El proceso de trabajo del grupo de teatro de Nano Lara sienta las bases para que los niños se ubiquen en una situación de conflicto y busquen un cambio constructivo más allá de la resolución de problemas específicos. Con todos estos elementos logran elaborar propuestas teatrales que dan a los niños gran libertad de pensamiento y que, además de hacer teatro, les procura alternativas en la forma de ver y actuar en su contexto.

La Bufón S.O.S.ial Teatro, que este año hará el segundo campamento en Bacalar, es una atractiva propuesta para el teatro en las comunidades. Como semillas que se esparcen, construyen, jugando y jugando a través del teatro, distintas formas de ver y reconocerse como individuos.

Comentarios