Desaparición de 5 jóvenes es sólo “una cosa que sale mal”: Duarte

XALAPA, Ver. (apro).- El gobernador Javier Duarte minimizó este martes la desaparición de cinco jóvenes de Playa Vicente que hace más de una semana fueron “levantados” por elementos de la Policía Estatal adscritos a la delegación de Tierra Blanca.

Para el priista se trata de “una cosa que sale mal” por 99 cosas bien hechas en la entidad, además de que los índices delincuenciales, dijo, van a la baja.

“Van de manera clara y puntual a la baja (los índices delincuenciales) en el estado de Veracruz. Tenemos un caso en Tierra Blanca, y lamentablemente en temas de seguridad pueden hacerse 99 cosas bien, pero con que una salga mal (una) ese es el tema, como es el caso que hoy nos obliga a estar atentos y pendientes”.

Por separado, el responsable de la Fiscalía General del Estado (FGE) Luis Ángel Bravo Contreras señaló que de los siete policías estatales detenidos hasta el momento, la mitad no habían pasado los exámenes de control, evaluación y confianza, sin embargo, no supo explicar por qué los oficiales siguieron trabajando en la corporación.


Bravo Contreras reiteró que en los últimos nueves días la FGE se ha concentrado en buscar por diversos municipios de la Cuenca del Papaloapan, demarcaciones costeras y hasta en zonas montañosas a los cinco jóvenes que fueron a pasar un fin de semana turístico a la zona conurbada Veracruz-Boca del Río, y el pasado lunes 11 fueron interceptados por policías estatales.

En el sur de la entidad, Duarte de Ochoa explicó a reporteros de Minatitlán que los uniformados de Tierra Blanca “defraudaron” la confianza depositada en ellos y serán castigados con todo el peso de la ley.

“No por ser policías vamos a tener alguna consideración, al contrario, vamos a actuar con toda la fuerza, porque es un tema que nos agravia y que nos lastima a todos como sociedad veracruzana”, subrayó.

Ayer por la noche circuló el rumor de que los cuerpos de José Benítez de la O, de 24 años; Mario Arturo Orozco Sánchez, de 27; Alfredo González Díaz, de 25; Bernardo Benítez Arróniz, de 25, y Susana Tapia Garibo, de 16 años, habían sido encontrados en el interior de una camioneta en una zona rural de Tierra Blanca, pero el hecho fue desmentido por la FGE esta madrugada, luego de que la nota se difundió en diversos medios nacionales.

Mientras tanto, la protesta de los padres de los jóvenes desaparecidos sube de tono, y en las redes sociales empezaron a circular una imagen donde aseguran al presidente Enrique Peña Nieto que en Veracruz no hay “misión cumplida”, pues han pasado nueve días desde la desaparición de sus hijos y nadie conoce su paradero.

Los policías detenidos hasta el momento son: Edgar Ramón Reyes Hermida, René Pelayo Vidal, Luis Rey Landeche o Lendechy Colorado, Omar Cruz Santos, Edgar Omar Ruiz Tecalco, Otoniel Cruz Linares y el delegado de la SSP en Tierra Blanca, Marcos Conde Hernández, quienes se encuentran internados en penales de Veracruz por la desaparición forzada de los jóvenes.

Sin embargo, hasta ahora no han ofrecido una declaración puntual de dónde se encuentran los jóvenes “levantados” y si continúan con vida.

En el Congreso local, el diputado panista Carlos Fuentes Urrutia criticó el desaseo en la investigación por la desaparición forzada de los cinco jóvenes y aseguró que la FGE “solo está dando palos de ciego”.

“Así vienen actuando en este caso y en otros más, donde hay policías estatales involucrados”, subrayó.

Dijo que al no saber a qué grupo delincuencial fueron entregados los jóvenes, al pasar nueve días y no tener pista de dónde pueden estar y los antecedentes que tiene la Secretaria de Seguridad Pública (SSP) con otras desapariciones forzadas, da pie para pensar que la Fiscalía únicamente está preparando una criminalización de los jóvenes para poder justificar un acto más de corrupción policiaca.

Comentarios