Llega a Morelos y a Jalisco Caravana Nacional por Ayotzinapa

AMILCINGO, Mor. (proceso.com.mx).- La Caravana Nacional por Ayotzinapa arribó a esta histórica comunidad, de donde es originario José Luis Luna Torres, uno de los 43 estudiantes desaparecidos de la Normal Raúl Isidro Burgos el 26 de septiembre de 2014.

Entre gritos de apoyo de las organizaciones sociales de la zona oriente, acompañados de las estudiantes de la Normal Rural Emiliano Zapata ubicada en esta comunidad del municipio de Temoac, en los límites con Puebla, arribaron los padres de los 43.

El grupo convocó al Primer Encuentro Nacional de la Indignación que se realizará el próximo 5 y 6 de febrero en las instalaciones del Sindicato de Telefonistas de la República Mexicana.

“Desde que ocurrió el crimen en Iguala no hemos descansado un solo día. La exigencia igual que ahora es la misma: que el gobierno tenga que darnos respuesta porque sabemos que es un crimen de Estado”, dijo Felipe de la Cruz, vocero de la Caravana Nacional por Ayotzinapa (Sur) durante su visita a esta comunidad indígena con la cual se han identificado desde el principio.


Todos los involucrados en este movimiento tuvieron que dejar trabajo y familias, “nuestra vida totalmente cambió al cien por ciento, entonces ya queremos volver no a la normalidad, pero sí restablecer un poco nuestros hogares y nuestra vida como ciudadanos”, sostuvo.

“Sabemos que es un crimen de Estado porque fueron policías, fueron militares los que participaron en este hecho ocurrido hace un año cuatro meses. Estamos a unas semanas de realizar la Jornada Global Nacional en la Ciudad de México, el 26 (de enero), con la exigencia que el grupo de expertos independientes continúe con el trabajo, que su permanencia sea indefinida porque creemos que es la única instancia que nos puede dar la seguridad de llegar a una verdad científica y no a una verdad histórica que no es nada más que una histórica mentira creada por el gobierno”, sostuvo de la Cruz.

Explicó que el objetivo principal de esta Caravana Nacional por Ayotzinapa integrada por madres, padres y estudiantes, que se dividió en dos, una al norte y otra al sur, es la de realizar encuentros en los diferentes estados, con las diferentes organizaciones, “para conjuntar y acumular fuerzas para que el 5 de febrero nos reunamos en el primer encuentro nacional en las oficinas del Sindicato de Electricistas en la Ciudad de México, para que de esta manera pasemos del activismo que hemos hecho durante este año con cuatro meses, a un movimiento estructurado y nacional que nos dé como resultado el saber la verdad, encontrar la justicia y que nos regresen a los jóvenes”.

Los objetivos del Encuentro son fortalecer el proceso de unidad con diversos grupos en el país, construir un programa político en donde estén incorporadas todas las luchas.

A su paso por el estado de Morelos, los padres llegaron la noche de este sábado a la Escuela Normal Rural “General Emiliano Zapata”, donde fueron recibidos por miembros de la Asamblea de la Resistencia Amilcingo y por estudiantes normalistas quienes les ofrecieron espacios para que pernoctaran.

Este domingo, poco después de las 9 de la mañana marcharon con rumbo al pueblo de Amilcingo, en el auditorio, donde fueron recibidos oficialmente por la comunidad que les brindó todo su apoyo. Posteriormente marcharon por las calles del pueblo para llegar nuevamente al auditorio donde llevaron a cabo un encuentro con los vecinos y algunas organizaciones campesinas, obreras y sindicales con quienes intercambiaron información y agendas a puerta cerrada.

Pasarán la noche en la escuela Normal de Amilcingo y por la mañana de este lunes reiniciarán su recorrido para estar en el Centro Comunitario Chamilpan, en la que estudiantes de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM), mantienen la solidaridad con los movimientos sociales.

Felipe de la Cruz hizo un llamado al pueblo mexicano desde esta comunidad indígena, “al pueblo de México que nos ha acompañado, que se ha solidarizado con nosotros y este movimiento, que no nos dejen solos que nosotros seguimos caminando. Que el movimiento está más vivo que nunca y que esperamos vernos el 26 de enero en la Ciudad de México, en la Jornada Global Internacional por la presentación con vida de los jóvenes normalistas de Ayotzinapa”.

Arriban padres y normalistas a Jalisco

Este domingo llegó a Jalisco la Caravana del Norte de los normalistas de Ayotzinapa y padres de los estudiantes desaparecidos, la cual inició su ruta el pasado 15 de enero por todo el país para exigir la aparición de sus familiares y que el tema no quede en el olvido.

Melitón Ortega, vocero de los padres y tío de Mauricio Ortega Valerio, uno de los 43 alumnos desaparecidos, menciona que el gobierno de Enrique Peña Nieto se muestra reticente a cumplir los acuerdos firmados con el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), en particular el que se refiere a que los militares puedan ser interrogados para esclarecer a dónde se llevaron a los estudiantes, por lo que han pedido al titular de la Secretaría de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, que haga un pronunciamiento público de respaldo a la labor que está llevando a cabo.

“Uno de los planteamientos que hicimos con Osorio Chong es que de manera pública haga un comunicado que respalde a este grupo de expertos que siga trabajando en este caso de Ayotzinapa, y se den todas las facilidades para que se haga la investigación. El otro es que brinde toda la facilidad para que sean entrevistados los militares por el Grupo de Expertos, es un tema que ha estado atorado. Que el gobierno de Osorio no está dando las facilidades para que esto se dé y ellos salen con la idea de que los militares ya fueron entrevistados por el Ministerio Público Federal y con eso ellos dan por terminada esa línea de investigación, pero eso no es lo que nosotros planteamos”, dice.

Ortega se dijo al tanto de las tres personas que detuvo la policía federal el pasado 22 de enero, sin embargo menciona que hasta ahora las autoridades no les han notificado en forma oficial a los padres de familia de esas aprehensiones, y esperarían que el GIEI efectúe el peritaje correspondiente para que determinen si los sujetos son culpables del secuestro y asesinato de uno de los estudiantes.

La Caravana del Norte a la que se integró Melitón ya visitó los estados de Chihuahua, Coahuila, Durango, San Luis Potosí, y el sábado 23 estuvieron en la localidad de San Luis de la Paz, Guanajuato, donde dialogaron con un grupo de indígenas chichimecas que enfrentan un proceso judicial de despojo de sus tierras.

“No sólo en Guerrero encontramos dolor, sino que pues encontramos en los diferentes estados muchas víctimas que también están sufriendo lo mismo que nosotros. También hemos encontrado campesinos, comerciantes que también comparten este mal, esta injusticia”, señala.

En esta ocasión convivieron con colectivos y organizaciones civiles a favor del transporte gratuito para los adultos mayores, y en defensa del Parque Metropolitano Cerro de la Reina, donde el presidente municipal de Tonalá, el priísta Sergio Chávez, pretende despojar –con apoyo del gobernador Jorge Aristóteles Sandoval Díaz– de esta zona a los tonaltecas para edificar un centro de exposición artesanal, en el que también participa la Universidad de Guadalajara con estudios de ingeniería y arquitectura.

Por la noche, el grupo de padres y normalistas se trasladó a la Escuela Normal Rural de Atequiza, donde este lunes por la mañana sostendrán una conferencia de prensa con medios de comunicación. Melitón Ortega recuerda que el 5 y 6 de febrero coincidirán con la Caravana del Sur en la Ciudad de México en las instalaciones del Sindicato de Electricistas en un primer encuentro para valorar si están presentes las condiciones de un referéndum nacional y formular un plan de acción único con el propósito de esclarecer la desaparición de sus familiares.

El vocero de los padres de los estudiantes comenta a Proceso.com que lejos de facilitar su labor, las autoridades les complican su búsqueda y durante el trayecto hacia los estados que han recorrido, unidades de la policía federal, estatal o municipal, los van persiguiendo.

“Nos han detenido, nos han cuestionado que qué estamos haciendo, que cual es el objetivo, y nosotros contestamos que el objetivo es buscar el enlace con otras organizaciones y el pueblo de México, debido a que el Gobierno no está atendiendo este problema de Ayotzinapa”.

 

Comentarios